Nueva ordenanza de rehabilitación de edificios: afectará a menos vecinos y amplía los plazos para cumplirla

Emilio García, Pedro García y Juan Andrés de Gracia.

El Ayuntamiento ha iniciado el camino para aprobar una nueva ordenanza municipal sobre la rehabilitación de edificios en la capital. La Junta de Gobierno Local tiene previsto aprobar este viernes la tramitación de la que será la Ordenanza de Conservación, Rehabilitación, Evaluación y Estado Ruinoso de las Edificaciones (OCREE), que disminuye el número de vecinos afectados y amplía, en la práctica, los plazos que ahora marcaba la actual Inspección Técnica de Edificios (ITE).

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Pedro García, ha presentado la nueva ordenanza que inicia su tramitación y que sustituye a la actual, que se inserta en el marco de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) y que además contará con una prórroga hasta final de 2019, mientras se tramita al nueva norma.

El nuevo documento se centra en la conservación, la accesibilidad y en la eficiencia energética. Tras su primera aprobación por la Junta de Gobierno Local, el equipo de gobierno municipal prevé llevar su tramitación al Pleno de mayo y, a partir de ahí, recabar los informes pertinentes y abrir el plazo de alegaciones.

La nueva ordenanza afecta a todo el núcleo urbano de Córdoba, pero solo afecta a los edificios de la zona BIC y su entorno, y fuera de este ámbito solo a los edificios plurifamiliares, no a los unifamiliares.

Aparte de la prórroga de la ITE actual, la nueva ordenanza contempla unos plazos establecidos para cumplimentar los informes sobre los edificios. Así, para los edificios BIC y su entorno de más de 100 años de antigüedad será obligatorio presentar los informes un año después de la aprobación de la ordenanza -que se prevé aprobar en el segundo semestre de 2019-, es decir, enla segunda mitad de 2020.

Fuera de ese ámbito, en los edificios plurifamiliares, para un antigüedad de entre 75 y 100 años, se deberá presentar el informe a finales de 2021; de 50 a 75 años, a finales de 2022 y de menos de 50 años, a finales de 2023.

La ordenanza establece un procedimiento sancionador para quien la incumpla, que se ajusta a lo establecido en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA).

El presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) y coordinador de Ciudad Física de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara, Juan Andrés de Gracia, ha señalado que esta nueva ordenanza “llega a resolver una situación injusta y desproporcionada para la ciudad”,en referencia a la actual situación con la ITE, sus plazos y la inexistencia de ayudas a la rehabilitación.

Para De Gracia, con el nuevo documento “se actúa sobre lo que hay necesidad de actuar: los edificios más antiguos y edificios comunes” Asimismo, ha criticado que, “hasta ahora, hemos tenido un vacío de las administraciones en cuanto a ayudas a la rehabilitación. ¿Cómo es posible obligar a hacer un informe de rehabilitación y no hay ayudas?”, se ha preguntado en referencia a la falta de ayudas por parte del Ayuntamiento, la Junta y el Gobierno central.

“Esta ordenanza, que es susceptible de mejoras políticas y ciudadanas, tiene un efecto central: reducir los afectados inmediatos por la ordenanza y se amplían los plazos. Hemos pedido ampliación de plazos mientras se tramita la ordenanza”, ha avanzado en nombre de los vecinos.

Etiquetas
stats