¿Por qué no hay ascensor en Mateo Inurria?

José Antonio Ballesteros en la Escuela de Arte Mateo Inurria | TONI BLANCO
Educación elabora un informe para saber por qué no se le ha dado respuesta al estudiante | La dirección asegura haber pedido un elevador en todas sus memorias y ha enviado peticiones presupuestadas por escrito a la Junta

El servicio de inspección de la Delegación Provincial de Educación en Córdoba "está elaborando un informe para determinar las razones que han llevado al director" de la Escuela de Arte Mateo Inurria "a no dar respuesta hasta marzo a un alumno que solicitó en el mes de noviembre del pasado año poder asistir a las asignaturas de Historia del Arte, Dibujo Artístico y Dibujo Lineal". El alumno, como adelantó ayer este periódico, está en silla de ruedas.

"Las asignaturas de Historia del Arte, Dibujo Artístico y Dibujo Lineal tienen lugar en la planta alta del edificio, donde yo no puedo acceder. De cinco asignaturas sólo puedo seguir dos", relataba ayer José Antonio Ballesteros.

La Junta, a través de una nota de prensa enviada a este periódico, sostiene que "el director de la Escuela de Arte Mateo Inurria dispone de autonomía organizativa para que el alumnado pueda recibir la mejor de las atenciones educativas, habilitando espacios o modificando aulas para que ningún alumno o alumna, por ninguna razón, vea perjudicado su derecho a la educación".

Por su parte, fuentes de la dirección de Mateo Inurria responden que el centro lleva desde el año 2007 solicitando que se resuelva el problema de accesibilidad que arrastra el edificio. La escuela de arte se ubica, según puede leerse en su propia página web, en

el Palacio del Duque de Hornachuelos, edificio histórico y referente cultural en la ciudad, que fue reformado en 1860 por el arquitecto Pedro Nolasco Meléndez, y adaptado como sede de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos en 1965.

La dirección señala que el centro hace subraya la necesidad de instalar un ascensor en cada una de las memorias de curso que se remite anualmente a la Junta de Andalucía. Después de que el 10 de abril de 2008 el ente autonómico de la Consejería de Educación para las obras en los centros -ISE Andalucía- aceptase la solicitud del centro para la obra y la eliminación de las barreras, se han enviado dos informes por escrito con proyectos de obra arquitectónica y presupuesto incluido, para instalar un elevador. El primero fue el 9 de septiembre de 2011 incluyendo un estudio arquitectónico y un presupuesto para acometer los trabajos. La respuesta fue que, debido a la mala situación económica y la necesidad de priorizar necesidades en el conjunto de los centros, no se acometería la obra.

Pero en julio de 2014, con Ballesteros a punto de comenzar su curso, la escuela envía un segundo informe con un proyecto arquitectónico actualizado. La respuesta de la Junta sigue siendo la misma que en ocasiones anteriores, informa la dirección: no se puede hacer la reforma por falta de fondos. Las mismas fuentes insisten en que en todo momento se informó al alumno de las limitaciones del centro para que cursase todas las asignaturas "y se le ofertaron alternativas".

Entre tanto, la Junta asegura que "desde la Delegación de Educación se trabaja para mejorar las instalaciones y para la eliminación progresiva de las barreras arquitectónicas de los centros docentes. Corresponde, mientras tanto, al director del centro dar respuesta organizativa a las distintas enseñanzas para que todo el alumnado reciba la atención que necesita y se merece", concluyen.

"Son muchas las ayudas y subvenciones que desde la Unión Europea se destinan a mejorar la movilidad y accesibilidad de las personas discapacitadas desde hace ya muchos años", denunciaba ayer el alumno afectado, que reclamaba a la Junta de Andalucía "que instale dicho ascensor, aunque sea un montacargas, como medida necesaria para eliminar cualquier tipo de barreras arquitectónicas que lamentablemente aún padecemos en algunos lugares los usuarios en sillas de ruedas".

Etiquetas
Publicado el
11 de abril de 2015 - 08:00 h
stats