Nieto no será alcalde si su lista no es la más votada

.
El candidato popular plantea que es “bastante probable” que no se vuelva a presentar a las elecciones municipales del año 2019 y que su proyecto es para ocho años

“Me comprometo a no gobernar en Córdoba si no consigo que mi lista sea la más votada”. El candidato del PP a la Alcaldía de Córdoba, José Antonio Nieto, ha anunciado esta mañana en la sede de la Asociación de la Prensa que no será regidor si la lista popular no es la que más votos reciba en las próximas elecciones del 24 de mayo. Además, Nieto insistió en que si el PP es la segunda lista más votada y alguien le propone ser alcalde no lo consentirá.

Nieto respondió de esta manera a una pregunta de los presentadores de Estación Electoral, los debates de la Asociación de la Prensa, sobre posibles pactos postelectorales. También agregó que “buscaré acuerdos” con “todas” las fuerzas políticas que obtengan representación, pero no para que soporten a su gobierno si no “por necesidad” de la ciudad.

Además, el candidato popular aseguró que es “bastante probable” que éstas sean las últimas elecciones municipales a las que se presente como número uno del PP por Córdoba. En 2011 ya planteó que su proyecto era para un plazo de ocho años y esta mañana ha asegurado que ese proyecto ha llegado a su ecuador. Ahora busca un “proyecto de culminación” que llegaría con “cuatro años más” de gobierno del PP. “Tenemos las claves para que Córdoba siga mejorando”, insistió.

“Es bastante probable que sea la última vez que me presente”, concretó. Para el futuro “habrá otro equipo y habrá otro proyecto” del PP que le sucederá. No obstante, no descartó volver a ser candidato, ya que el plazo de cuatro años es muy amplio.

Por otra parte, el regidor fue preguntado en la Asociación de la Prensa por diversos asuntos. El primero, el paro y su promesa de no volver a presentarse si había un parado más, algo logrado, según dijo, tras los últimos datos de la Encuesta de Población Activa. “Córdoba es un pequeño oasis en un desierto de paro”, expresó, en referencia a que en la provincia ha descendido el desempleo en 16.000 personas mientras que en Andalucía ha crecido en 180.000 según la EPA.

POLÉMICA DE LA MEZQUITA

También respondió a varias preguntas sobre una de las grandes polémicas de su mandato, el nombre de la Mezquita Catedral y si eso era problemático para el principal motor económico de la ciudad: el turismo. El alcalde respondió que el principal promotor del turismo en Córdoba “es el Ayuntamiento” que “jamás le ha cambiado el nombre a la Mezquita Catedral”. Sí que reconoció que “hay una institución que es la Iglesia que en su documentación ha eliminado o matizado ese concepto, y que yo no lo habría hecho”. No obstante, consideró que se ha generado “un debate artificial e inútil” por el cambio de nombre y que “la polémica hace mucho más daño que el cambio de nomenclatura”. “Espero que todo el mundo entre en razón y podamos definir al monumento como Mezquita Catedral”, agregó.

Por otra parte, también criticó la postura del Gobierno andaluz con el Centro de Recepción de Visitantes de la Puerta del Puente y achacó el sesgo ideológico de haber asumido la gestión. “Es una obsesión ideológica pensar que si la gestión es pública es buena y si es privada es mala”.

También consideró que en la ciudad no se ha notado un cambio ideológico en la manera de gobernar el Ayuntamiento tras la llegada del PP. “¿Alguien se ha paseado más con las cofradías que Rosa Aguilar? ¿Alguien ha estado más cerca de la Iglesia y de las peñas que Rosa Aguilar? ¿Alguien ha tenido más relación con la empresa privada que Rosa Aguilar?”, respondió, con preguntas, el regidor.

Por último, reclamó la confianza de las ciudadanos para “seguir rebajando la deuda municipal” en otros 60 millones de euros, desarrollar proyectos de recuperación en el río Guadalquivir como “eje vertebrado” y “rematar obras pendientes en la ciudad” como el Centro de Convenciones, el Metrotren o el plan de 50 obras en 50 barrios que espera triplicar ahora.

Etiquetas
stats