Molina cree que el gobierno andaluz “será un referente en creación de empleo”

El presidente del PP de Córdoba, Adolfo Molina.

El presidente del PP de Córdoba Adolfo Molina ha valorado “la apuesta decidida del gobierno andaluz que preside Juanma Moreno por las políticas de empleo” y ha mostrado satisfacción por el plan de empleo que el gobierno del Cambio está impulsando para reactivar la formación y las políticas activas de empleo para Andalucía y Córdoba. “Con el gobierno andaluz de Juanma Moreno, nuestra tierra será un referente en creación de empleo y un refugio para los emprendedores”, afirma.

Para Molina, después de tantos años de desorganización y falta de transparencia en la Junta de Andalucía en materia de empleo, por fin se ha aprobado un Plan Director de Ordenación de las Políticas de Empleo y Relaciones Laborales para mejorar la empleabilidad y la productividad de las empresas.

Este plan fijará las líneas estratégicas para combatir los problemas estructuras del empleo en esta tierra, “que durante tanto tiempo han estado olvidadas por los anteriores gobiernos socialistas más preocupados en gastar el dinero de los parados andaluces en oscuros asuntos”, dice Molina.

Según ha informado el presidente popular, el nuevo gobierno andaluz afronta el empleo como un reto global para Andalucía, y por ello ha elaborado por primera vez un plan transversal dirigido a personas desempleadas, a trabajadores y a empresas. “Los objetivos son mejorar la mejora de la empleabilidad de las personas y la productividad de las empresas, propiciar un aumento de la renta individual y global en Andalucía, diseñar políticas útiles y el buen uso de los recursos materiales, humanos y financieros, y garantizar un trato equitativo a todas las personas y empresas”, argumenta Molina.

El presidente de los populares cordobeses ha lamentado los 25 años de estancamiento que ha vivido este tierra por los gobiernos socialistas que han malgastado fondos públicos, recursos materiales y humanos, y políticas de empleo que han traído como consecuencia que Andalucía tenga un PIB por habitante en torno al 75% de la media nacional, una tasa deparo estructural del 20% (7 puntos por encima de la media nacional), y que exista un patrón productivo de nuestra comunidad autónoma esté basado en sectores económicos de inferior valor añadido.

“En Andalucía tenemos problemas estructurales como el elevado desempleo juvenil, la temporalidad, el paro de larga duración y un bajo nivel formativo de la población”, dice Molina y añade, “entre los años 2012 y 2018 se han perdido 1.319 millones de euros de fondos de la Conferencia Sectorial Nacional de Empleo, dinero que podría haber servido para aliviar esos problemas estructurales que nos han dejado gobiernos socialistas en esta tierra”.

A pesar de la herencia socialista que nos encontramos, en el primer año del gobierno del Cambio en Andalucía las políticas puestas en marcha por el gobierno de Juanma Moreno en materia de empleo ya están aportando buenos resultados. “El PP le ha dado la vuelta a la situación: hay menos parados, se crea más empleo, llegan más número de inversores a nuestra tierra, se están bajando los impuestos y facilitando el emprendimiento, en definitiva, el nuevo gobierno andaluz ha devuelto la esperanza, la ilusión y el crecimiento a Andalucía”, mantiene Molina.

Ejes fundamentales del plan

El Plan Director de Ordenación de las Políticas de Empleo y Relaciones Laborales se sustente en tres ejes fundamentales: por un lado, la reforma integral del SAE para ponerlo a disposición de las personas y las empresas, con información sistematizada sobre los desempleados y de estimaciones sobre sus posibilidades de colocación en diferentes sectores, que permitan orientarlos de manera personalizada y formular propuestas de itinerarios individualizados. En esto cobra especial relevancia la intermediación, ya que se contará con información segmentada por territorios sobre la demanda de trabajadores en los distintos sectores empresariales e industriales, y la formación “a la carta” del desempleado que sea verdaderamente útil y eficaz.

El segundo eje es la formación profesional para el empleo, con una fuerte apuesta presupuestaria (80 millones de euros en el presupuesto) y dónde el sistema de convocatorias saldrá bajo el paraguas de la licitación bajo contrato público con los criterios de libre concurrencia, etc. “Dejaremos atrás épocas pasadas donde la formación se otorgaba por subvención directa y dónde ello daba lugar a situaciones vergonzantes que por desgracia todos conocemos y que han dañado la imagen de la esta formación para el empleo”, dice Molina.

Así mismo, el diputado cordobés ha anunciado que los centros de formación reanudaran su actividad en un proceso de reordenación que pondrá la formación en Andalucía en la posición dónde merece, como una buena herramienta para mejorar la empleabilidad. En la provincia de Córdoba contamos con dos escuelas de formación del SAE, la Escuela de Joyería de Córdoba y la Escuela de Madera de Encinas Reales, además de dos Centros propios de Formación de la Consejería de Empleo en Montilla y en Lucena.

Y como tercer eje están las políticas activas de empleo, a las que el gobierno andaluz desina casi 700 millones de euros como herramienta para mejorar la empleabilidad y la productividad de las empresas. “Hay que destacar la firme apuesta del gobierno del Cambio por el trabajo autónomo que nos permita seguir liderando la creación y consolidación del mismo en España y seguir impulsando la Economía Social”, dice Molina.

El gobierno de Juanma Moreno da un giro en las políticas de empleo para acabar con las altas tasas de desempleo, la temporalidad y la estructuralidad que ponga a Andalucía en punta de lanza de creación de empleo y de calidad, y deje de una vez por todas de ser el vagón de cola del paro de España para pasar a ser la locomotora del mismo, concluye el presidente del PP cordobés.

Etiquetas
stats