“Mayo huele a flores, pero en La Fuenseca huele a pis”

Imagen tomada por los vecinos en el entorno de la fuente de La Fuenseca
La asociación de vecinos denuncia, un año más, que las Cruces convierten su barrio “en un botellón y un urinario ante la pasividad del Ayuntamiento” | Señalan a la delegada de Festejos, Amelia Caracuel, quien “ha incumplido” las promesas que les hizo para atajar el problema

Un año más, los vecinos del entorno de La Fuenseca han manifestado su hartazgo por la situación de suciedad e insalubridad que se vive en su barrio con la llegada de las fiesta de las Cruces y que, a través de un comunicado, resumen su descontento con la siguiente frase: “Mayo huele a flores en Córdoba, pero en La Fuensesca huele a orines”.

Cuando apenas se llevan dos días desde el inicio de las Cruces, la asociación de vecinos ha denunciado públicamente que “Nuestras calles se convierten en un gran botellón, en un gran estercolero de botellas vacías, botellas rotas, bolsas de plástico y por si esto no fuera suficiente, en urinario público. Conclusión: hemos soportado una vez más el abandono del Ayuntamiento de nuestra ciudad”, reza el escrito.

Y es que los vecinos señalan que el pasado mes de febrero se reunieron con la responsable de Festejos del Consistorio, Amelia Caracuel, que les prometió que se tomarían medidas por parte del Ayuntamiento para evitar que se reprodujeran situaciones como las vividas en años anteriores. Entre éstas, siempre según el comunicado de la asociación de vecinos se encontraba una campaña de sensibilización, el aumento de papeleras y de urinarios, así como una mayor presencia de la Policía Local“.

La promesa parece haberse quedado en papel mojado, y así lo denuncian los vecinos que señalan que “ninguna de esas medidas se ha llevado a cabo y una fiesta emblemática para Córdoba como son las Cruces, se han convertido en una mal sueño para los residentes en el entorno de La Fuenseca”, señalan.

Etiquetas
stats