Lorenzo Amor (ATA) cree que subir el salario mínimo a 1.000 euros “es una barbaridad”

Lorenzo Amor en la sede de la CEOE.

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) y vicepresidente de la CEOE, el cordobés Lorenzo Amor, ha manifestado que “subir el salario mínimo a 1.000 euros el próximo año, como algunos pretenden, es una barbaridad”.

Durante una entrevista con Europa Press, Amor ha señalado que el salario mínimo “tiene que subir, como ha hecho siempre, salvo el año que se congeló, pero ha considerado que esa subida hasta una dotación de 1.000 euros ”significaría subir un 33% el salario mínimo en solo dos años“. ”Ni un café, ni una caña, ni ningún beneficio empresarial, ha subido un 33% y eso castiga a quien genera empleo, pero a quien más castiga es a los autónomos empleadores, y a las pequeñas empresas“, ha esgrimido.

El presidente de ATA ha apuntado que uno de los efectos colaterales de la subida del salario mínimo es que “aumenta la economía sumergida”, tal y como “ha reconocido el Ministerio de Trabajo” en un informe en el que también reflejan que el número de trabajadores que cobra en España el SMI ha aumentado en 2019 en 87.000 personas. En cualquier caso, Amor ha reconocido estar “expectante y por ver las líneas maestras sobre las cuales va a sustentarse la política económica” del nuevo gobierno.

A su juicio, la dotación del salario mínimo “se tiene que dialogar entre empresarios y trabajadores, entre patronal y sindicatos” para, a continuación, “ver cuánto y en qué condiciones se sube”.

“España tiene un 24% de economía sumergida y esto es un problema para las empresas y autónomos que pagan sus impuestos y cotizaciones a duras penas todos los días”, ha indicado Lorenzo Amor, quien ha blandido que un incremento del salario mínimo a 1.000 euros como medida que propiciaría la economía sumergida “significa una pérdida de recaudación para la Seguridad Social y la Agencia Tributaria”.

También ha mostrado su “malestar” hacia lo que describe como “fijación de la Administración hacia las empresas y los autónomos dados de altas” mientras que ha estimado que “se hace la vista gorda hacia la economía sumergida”. Amor ha hecho un llamamiento a “penalizar menos a las empresas y los autónomos y perseguir más a esa economía sumergida”.

“El autónomo de lo primero que se queja es de la economía sumergida”, ha sostenido el presidente de ATA, quien ha indicado que en “España se hacen diariamente 500.000 actividades profesionales que no están dadas de altas ni pagan impuestos”.

“Es incomprensible que haya provincias con una alta tasa de paro y que los empresarios no encuentren trabajadores”, ha razonado Lorenzo Amor, quien ha trasladado que esa divergencia “la vemos en el mundo agrícola, y muchas actividades profesionales y tenemos que tirar del contingente de inmigrantes”. “El nivel de paro que tenemos y muchos empresarios no somos capaces de encontrar trabajadores”, ha proseguido lamentándose Amor.

Sobre la negociación para la formación del próximo Gobierno, ha indicado que “el autónomo necesita estabilidad, pero estabilidad no significa tener Gobierno, estabilidad son muchas cosas”, entre las cuales ha enumerado “seguridad jurídica, respeto al Estado de Derecho, tener Presupuesto, mirar a largo plazo, y respetar nuestra Constitución y todas las leyes que nos hemos dado”, conjunto de apreciaciones a las que ha asumado “nos preocupa una política económica errónea”, que ha concretado en aspectos como “no toca subir impuestos, no poner trabas, no dar seguridad jurídica”. “Se piensa que conformar un Gobierno puede dar estabilidad y no nos equivoquemos, no es sólo formar Gobierno”, ha concluido Lorenzo Amor.

Etiquetas
stats