El Zoo de Córdoba inaugura un reptilario con 15 especies

Inauguración del nuevo reptilario del Centro de Conservación Zoo de Córdoba

El zoo de Córdoba cuenta con 15 nuevas especies de reptiles en el reptilario que se ha inaugurado este jueves. El delegado de Infraestructuras, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Córdoba, Antonio Álvarez, ha hecho especial hincapié en la importancia del espacio como centro de conservación.

La sala donde se encuentran estos animales está totalmente tematizada, como ha detallado Álvarez, se ha adaptado la temperatura y la humedad adecuadas “para que sean óptimas para este tipo de animales”. Además, ha explicado que dentro de la conservación de estos trabajan diferentes servicios como el veterinario “que realiza la labor clínica, preventiva y de control”; el de conservación “que trabaja en el enriquecimiento ambiental y el control de los comportamientos”; los cuidadores y cuidadoras que se encargan de la limpieza y la alimentación y, por último, el servicio educativo “responsable de convertir esto en un espacio didáctico”.

Según ha explicado el delegado, todos los animales dentro del zoo “provienen del tráfico ilegal”, se ha intentado comerciar con ellos. Esto es un factor importante que se intenta explicar y transmitir mediante el aspecto educativo del centro. Para ello recientemente han firmado la memoria del Plan Formativo y Educativo del zoológico. Este es “uno de los pilares básicos”, según ha detallado Antonio Torrecillas, director del centro.

La nueva instalación pretende ser ampliada y unida con las diferentes zonas. Asimismo cuenta, según ha aclarado Álvarez con una puerta que daría paso a una zona de aves. Además, actualmente se encuentran trabajando en la adaptación de la zona que habitaba la elefanta Flavia para tener “una pareja de rinocerontes”. Desde el centro están esperando la aprobación del grado de optimización de la instalación.

Por último, Álvarez ha resaltado la importancia de las especies autóctonas con las que cuenta el centro, y ha explicado que las que no lo son, como el camaleón de Yemen es porque “no puede ponerse en libertad con condiciones óptimas”. Manuel Rojos, jefe de la Unidad de Sostenibilidad y Medio Ambiente de la delegación de Infraestructuras, ha expuesto el trabajo del centro por la conservación. “Queremos poner en libertad las crías de quebrantahuesos que nazcan en el centro”, ha indicado. Además, trabajan con águilas imperiales “reforzando poblaciones, traen pollos los criamos y se devuelven a la naturaleza”, o con el lobo o el lince ibérico. Por ello, ha indicado que el servicio educativo es fundamental ya que por el espacio pasan más de 100.000 personas y es “un altavoz en temas de discurso de sensibilización”.

Etiquetas
stats