Urbanismo restaura y repone la cruz que corona la fuente de la Cuesta del Bailío

Reposición de la cruz en la fuente de la Cuesta del Bailío

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, ha dado cuenta este viernes de la restauración y reposición de la cruz que corona la fuente de la Cuesta del Bailío, que vuelve a su ubicación después de que en octubre de 2020 sufriese un ataque vandálico que dañó tanto la pieza como la base que la unía con la fuente donde se ubica.

Los trabajos han sido desarrollados por la empresa Gestión y Restauración del Patrimonio Histórico. En referencia a estos trabajos, la restauradora Ana Infante de la Torre ha especificado que se han consolidado los trozos de la base de la cruz que, a consecuencia de este acto de vandalismo, sufrieron daños y se desprendieron; de la misma manera se ha eliminado la pintura al aceite de la cruz que ha sido sustituida por una capa de antioxidante y un protector para que no se oxide.

La labores que se están desarrollando culminan, una vez que se han restaurado las piezas y se ha unido el remate de la cruz con la fuente, con la limpieza y sellado de grietas que se habían detectado en la fuente, tanto en el exterior como en el interior, así como la aplicación de una capa protectora para el mármol.

Por su parte, el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, ha querido poner en valor “el magnífico trabajo que se ha desarrollado por parte de la empresa Gestión y Restauración y al equipo de la GMU, encabezado por Juan Murillo, para restaurar y reponer un importante elemento de nuestro Patrimonio, cuya vuelta a su lugar coincide con la salida extraordinaria de la imagen de Nuestra Señora de la Paz y la Esperanza prevista para este fin de semana”.

En este sentido, Fuentes se ha congratulado “de la respuesta urgente a la restauración de este elemento histórico de nuestra ciudad, que completa el Vía Crucis del Cristo de los Faroles, que además también ha actuado sobre la fuente, cuyas labores finalizarán el lunes”.

Fuentes ha querido hacer un llamamiento al civismo, ya que “estamos hablando de nuestra historia y es necesario que este tipo de actos no se vuelvan a repetirse por las graves consecuencias que ocasionan tanto para la convivencia como deterioro patrimonial. Es necesario que todos estemos alerta para denunciar cualquier tipo de ataque a nuestro patrimonio”.

Acerca de este elemento patrimonial, el jefe de Arqueología de la GMU, Juan Murillo ha destacado la importancia de “recuperar un espacio único de nuestra ciudad, que se culminó en la década de los años 40 por el arquitecto municipal Victor Escribano Ucelay, que es el autor también de la fuente. Con esta labor se reintegra la cruz al lugar en el que ha estado siempre y se da un lavado de cara a la fuente que necesitaba una mejora”.

Etiquetas
stats