Así ha sido el primer espectáculo con drones navideños en Córdoba

Espectáculo con drones en El Arenal

Centenares de personas han ido llegando antes de las 19:00 de este viernes al recinto de El Arenal desde ambos lados del puente. Todos con el mismo objetivo: ver el primer espectáculo de drones que se realiza en Córdoba. Una de ella ha sido Leonor que desde el barrio de Fátima se ha desplazado con su nieto para contemplar los dibujos que se iban a dibujar en el cielo. 

También Sonia se ha desplazado con su cuñada y su sobrina para verlo desde Arroyo del Moro. Informada también por los medios digitales. “Dicen que esto no lo han puesto nunca en Córdoba y vengo sin saber lo que es, a ver si me gusta”, comenta Sonia. 

Por el contrario, este ha sido el segundo espectáculo de drones de María del Mar que, tras enterarse en la web del Ayuntamiento, se ha desplazado hasta el recinto del Arenal con su marido y su hija. En este caso la familia se ha desplazado desde el Sector Sur “para hacer un plan diferente antes de ir a comprar”, indica la cordobesa.

A las 19:00 todos los presentes han dirigido sus miradas hacia el cielo, y minutos después ha dado comienzo el espectáculo. Unas pequeñas luces han captado las miradas de los espectadores que han corrido a acercarse hasta la fuente del recinto para verlo mejor. Los más pequeños, pero también los más grandes que se han acercado para disfrutar del primer espectáculo aéreo que acoge la ciudad han sacado sus dispositivos para dejarlo grabado. 

Las caras de asombro de los asistentes han estado presentes durante los aproximadamente diez minutos que ha durado la actuación de los drones. Los más pequeños, los más ilusionados han mostrado su asombro mientras estrellas, los reyes, un árbol de navidad o un regalo que se ha abierto para dejar ver lo que había en su interior se formaban en el aire. 

Aunque sin duda, lo que más ha llamado la atención ha sido un muñeco de nieve que mientras movía su mano ha saludado desde las alturas a los espectadores. Para terminar un 'Feliz Navidad' se ha dibujado en el aire por estas 120 pequeñas aeronaves no tripuladas. 

Al terminar el público ha compartido sus opiniones con sus acompañantes, entre ellas Leonor, que ha salía del recinto con su nieto. “Ha estado muy bonito, pero se ha hecho corto, tendría que haber durado más”, ha manifestado. Y con el apagado de las 120 luces de colores emitidas por los drones, los cordobeses han puesto rumbo a continuar con los últimos planes del año.

Etiquetas
stats