La Policía Local de Córdoba revisa los coches de caballos

Un policía revisando uno de los coches de caballos

La Policía Local de Córdoba ha finalizado la revisión anual de los coches de caballos que se ha desarrollado el martes y este miércoles 10 de noviembre, en las dependencias de la Unidad de Caballería de la Policía Local ubicadas en la avenida del Corregidor (Huerta de Caballerizas Reales).

Esta revisión parte de la Unidad de Transporte del Ayuntamiento y la realizan los agentes de la Policía Local. A esta cita estaban llamados los propietarios de las 42 licencias para coches de caballos que actualmente ejercen su actividad en la capital cordobesa. El objeto de estas revisiones es comprobar que los vehículos y los caballos se ajustan a las directrices que marcan la Ordenanza Municipal de Control Animal, la Ordenanza Municipal de Higiene Urbana, así como a la Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de Protección de los Animales y demás normas de general y pertinente aplicación.

Acerca de los parámetros que se han valorado en estas revisiones, las referidas a los coches de caballos comprenden aspectos como:

  •  Ser del modelo Milord (cuadrado, redondo o semirredondo), Faetons sociable o Manola.
  •  Estar en buen estado de conservación general, especialmente las llantas de las ruedas, para evitar en lo posible los ruidos que se producen a su paso.
  •  Estar pintado de manera uniforme: los varales, ballestas, radio de las ruedas, herrajes y carrocería deberán ir lacados.
  •  Tener un máximo de capacidad de 6 plazas, incluido el/la conductor/a (salvo autorizaciones excepcionales).
  •  Encontrarse en perfecto estado de limpieza interior y exterior.
  •  Disponer de juego de peldaños para la subida y bajada de pasajeros/as.
  •  Tener un dispositivo de recogida de las defecaciones de los caballos en buen estado y colocado correctamente.
  •  Llevar una capota o palio contra la intemperie (o una sombrilla con el logotipo del Ayuntamiento de Córdoba), fácilmente accionable y en disposición de funcionar.
  •  Llevar de forma visible, al exterior y situada en el lado izquierdo del vehículo una placa con el número de licencia municipal con indicación del número de plazas.
  •  Ir provisto de dos faroles de situación, que sean funcionales, colocados a cada lado del pescante, que llevarán encendidos durante la noche (se prohíbe la utilización de velas).
  •  Llevar en su parte posterior, lateral derecho e izquierdo un dispositivo reflectante.
  •  Llevar la matrícula del vehículo, colocada en la parte trasera, visible y precintada, en la que también aparecerá el número de licencia municipal.

Acerca de los aspectos que se han valorado en los animales, en los que ha participado la unidad veterinaria de la empresa municipal SADECO, se han tenido en cuenta estos parámetros:

  •  Tener la fuerza, robustez y agilidad necesarias para garantizar la seguridad en el servicio.
  •  No presentar defectos físicos ni heridas, estando en perfecto estado higiénico-sanitario.
  •  Queda terminantemente prohibida la prestación del servicio con animales enfermos, dañados, desnutridos, fatigados, que no puedan desempeñar el trabajo porque el esfuerzo supere su capacidad, menores de seis meses de edad o hembras preñadas.
  •  Llevar atalajes que no presenten uniones por nudos, cuerdas o alambres que debiliten la seguridad de los mismos o sean susceptibles de producir heridas. En sus partes más esenciales (retranca, tiros y sobreagujas) deberán llevar el número de licencia municipal.
  •  Tener implantado un “microchip” que permita su identificación.

Junto a esto, en la revisión también se ha requerido a los conductores la documentación que les permite ejercer esta actividad entre la que se encuentra: Fotocopia del D.N.I, Informe de vida laboral, Carné municipal de conductor/a de coches de caballos en vigor así como la Licencia municipal para la prestación del servicio, la Póliza y justificante de pago del seguro de responsabilidad civil, daños a terceros y riesgo a los/as ocupantes del vehículo, Hojas de reclamaciones, las tarifas aprobadas por el Ayuntamiento expuestas en lugar visible, un ejemplar de la Ordenanza Reguladora del Transporte de Viajeros/as en Coche de Caballos, un Plano-callejero turístico de la ciudad en español e inglés (como mínimo) la Autoliquidación de las tasas municipales por revisión ordinaria de coches de caballos.

El Certificado Veterinario Sanitario de la caballería expedido por facultativo/a competente, la Tarjeta equina o D.I.E. a nombre de la persona titular de la licencia y Libro de explotación ganadera equina, entre otros. Aquellos vehículos que no hayan pasado todos los requisitos de la revisión serán llamados a una nueva revisión que se producirá el próximo día 23 de noviembre.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2021 - 14:12 h
stats