La Policía Local se suma a la campaña de la DGT para fomentar la seguridad en el transporte escolar

Autobús escolar.

La Policía Local de Córdoba se suma desde mañana, día 13 de diciembre, y hasta el próximo día 17 de diciembre a la campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) para fomentar la seguridad en el transporte escolar.

De esta manera, los agentes de la Policía Local realizarán controles e inspecciones en varios puntos de la ciudad, cuyo objetivo será comprobar que los vehículos de transporte escolar cumplen con los requisitos administrativos, así como que se respetan las normas establecidas para el transporte de escolares a sus diferentes centros educativos.

En este sentido, los agentes intensificarán las inspecciones sobre los vehículos destinados al transporte escolar, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos sean los correctos para la prestación del servicio. Asimismo, los agentes verificarán que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.

Según los datos de la DGT, el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del

vehículo, o justo en los instantes inmediatos y, en muchos casos, se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar, o de los padres.

Junto a esto, la velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos que, desde el año 2013, deben contar con un sistema de frenado de emergencia que se active automáticamente cuando detecta la posibilidad de una colisión; igualmente importantes son los sistemas de retención para todos los ocupantes del vehículo, ya que un menor sin ningún tipo de retención multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales. Nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales, podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo. 

Etiquetas
stats