HIELO EN CÓRDOBA

La hostelería de Córdoba dice que no falta hielo y advierte de que la histeria lleva a que suba el precio

Cartel en Mercadona sobre limitación de hielos.

¿Se acuerdan de la crisis del aceite de girasol, que hizo que los precios se dispararan por el exceso de demanda? Pues algo parecido temen los hosteleros cordobeses que pueda ocurrir con el precio del hielo, si la “histeria” del consumidor acaba desatada. Fran de la Torre, presidente de la patronal hostelera Hostetur, lo primero que hace, al ser preguntado por la crisis del hielo, es recordar los estantes vacíos de aceite de girasol de hace sólo unos meses.

Lo recuerda con calma, dado que, en esta ocasión, el sector hostelero y del ocio nocturno de Córdoba está en una situación diferente ante una hipotética subida del precio del hielo. “Para empezar, porque en Córdoba, salvo contados casos, la mayoría de en los bares, casi todos tenemos máquina de hielo en los establecimientos”, explica De la Torre, que especifica que, en estos momentos, en Córdoba no hay problemas de abastecimiento ni de subida de precios.

Sí que cree que, de ocurrir cualquiera de estos dos escenarios, afecte antes al ocio nocturno, que en el verano cordobés es uno de los subsectores más activos. En este ámbito, el presidente de la patronal, tras hablar con grandes establecimientos, defiende que se están manteniendo los precios. La duda está en si se mantendrá así. “Hacemos crecer la demanda, muchas veces innecesariamente, y al final, se crea un círculo vicioso de necesidades que a quien nos afecta es a nosotros”, reflexiona el empresario, que apunta a que, a partir de septiembre, sí que pueda darse un encarecimiento, pero por el incremento de los costes de plástico, consumo energético y el transporte.

“Volvemos a lo de siempre. Todo se repercute a la hostelería, y nosotros no lo repercutimos al consumidor”, afirma Fran de la Torre, que lamenta que “el problema de verdad” del verano para los bares de Córdoba es que “el mes de julio ha sido muy malo y agosto va por el mismo camino”.

También reconoce que quizá sea la temporada baja lo que hace que los bares, restaurantes y discotecas cordobesas no estén sufriendo la falta de hielo, dado que “la demanda no es tan excesiva”. En este sentido, De la Torre, que también es presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía (Horeca-Andalucía), reconoce que en Málaga sí que hay temor a que se produzca una rotura de stock, dado que la demanda va a ser altísima con el inicio de la Feria de Málaga.

Celebra que el Gobierno permita bajar a 25 ºC en los restaurantes

Por otro lado, el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía (Horeca-Andalucía) ha celebrado que el Gobierno se haya “retractado” en las medidas ahorro energético y vaya a permitir que los restaurantes y bares puedan bajar la climatización por debajo de los 27 ºC que inicialmente se había estipulado.

Francisco de la Torre ha indicado que, tras las negociaciones llevadas a cabo por la patronal hostelera, el Gobierno permitirá que algunos restaurantes y bares pedan regular la temperatura a 25 ºC y que, en algunos casos, incluso “bajar un poco más”. Para el presidente de Horeca-Andalucía, esto es “un éxito de la federación andaluza y nacional”.

En realidad, el Real Decreto de las medidas de ahorro del Gobierno ya permitía esta reducción, dado que hacía referencia explícita a que las temperaturas en el interior se deberían ajustar a la normativa vigente de seguridad y salud en los lugares de trabajo. Y esta normativa dice textualmente que “la temperatura de los locales donde se realicen trabajos ligeros estará comprendida entre 14 y 25 ºC”.

Etiquetas
stats