Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Dimite un concejal del PSOE en Córdoba a los doce días de tomar posesión

El concejal del PSOE José Molina Baena, el día de su toma de posesión en la nueva Coroporación del Ayuntamiento de Córdoba

Carmen Reina / Redacción Cordópolis

0

José Molina Baena, quien ocupara el número 7 en la lista del PSOE en las pasadas elecciones municipales en Córdoba capital y resultara elegido concejal, ha presentado su dimisión a los doce días de recoger su acta de edil en la nueva Corporación. Baena, de profesión agente de la Policía Local, no ha sido liberado como concejal por el grupo del PSOE en el Ayuntamiento y, dadas esas condiciones, ha renunciado al acta y vuelve a su puesto como policía. El PSOE ha confirmado que Isabel Bernal será quien ocupe su acta dado que fue le sucedía en la candidatura electoral como número ocho.

Baena ha remitido este jueves 29 de junio un escrito de renuncia a su condicición de edil que ha quedado registrado esta tarde en el Ayuntamiento y ha hecho pública una carta dirigida a la ciudadanía en la que explica los motivos de su decisión.

En ella, recuerda que el pasado día 17 de junio prometió su cargo como concejal del Ayuntamiento de Córdoba “pensando en que iba a poder hacer política por mi ciudad y por mis vecinos y vecinas desde la oposición. No obstante, las circunstancias electorales y las decisiones de no disponer de excedencia por servicios especiales al 100% me hacen imposible continuar como concejal. Actualmente, mi puesto en la administración pública es de policía local donde llevo más de 16 años ejerciendo. No puedo quedarme como concejal porque eso significaría tener que renunciar a una parte de sueldo muy significativa que cobro como policía local, algo que, desgraciadamente, no me puedo permitir porque soy padre de dos niños pequeños, estoy casado y tengo compromisos familiares económicos irrenunciables a los que tengo que hacer frente. Todo aquel que tenga una hipoteca y que tenga que mantener una familia me entenderá cuando digo que, si se pierde una parte importante del sueldo, la familia sufre y yo no puedo hacer sufrir a mi familia, ni siquiera por cumplir mi sueño de ser concejal de mi ciudad”.

“No me incorporé a este proyecto político para hacer dinero, pero honestamente tampoco pensé que la única alternativa que me iba a dar mi partido después de las elecciones era esa, cuando había más opciones. Por lo tanto, me veo obligado a hacer un paréntesis en mi breve andadura política y volver a mi puesto de trabajo”, argumenta.

Etiquetas
stats