La Confederación inicia un expediente sancionador por las aguas residuales en los Baños de Popea

Aguas residuales en los Baños de Popea

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha iniciado un expediente sancionador después de analizar las aguas de este verano en los Baños de Popea y certificar de que se trataban de residuales procedentes de los vertidos de las viviendas cercanas.

El arroyo Bejarano se seca por completo por primera vez en décadas

El arroyo Bejarano se seca por completo por primera vez en décadas

Según han confirmado fuentes del organismo de cuenca, en agosto técnicos de la Confederación analizaron las aguas de los Baños de Popea. Este periódico publicó cómo sus aguas frías y límpidas de cada verano se habían convertido en una auténtica fosa séptica. Los agentes tomaron las correspondientes muestras y las enviaron al laboratorio. Además, se analizaron otras muestras de zonas cercanas, para comprobar el probable origen de los vertidos.

Los técnicos han comprobado que los Baños de Popea, uno de los paraísos fluviales de Sierra Morena, habían sufrido graves daños este verano. Sus aguas habían sido sustituidas por vertidos procedentes de parcelaciones cercanas. El cauce del arroyo que suministra agua también ha bajado de manera notable, con unos acuíferos bajo mínimos. Esto ha hecho que la turbidez de las aguas haya sido más intensa y que haya afectado a la flora y la fauna del cauce.

Este paraje, en un entorno declarado Reserva Natural Fluvial, se ubica en el tramo final de los arroyos Bejarano y del Molino, en las proximidades a la barriada de Santa María de Trassierra. La fuerza del agua por esta zona fue aprovechada siglos atrás, como muestran los vestigios de molinos, aunque en estos momentos no se escucha ni siquiera el rumor de la misma. Un intenso olor espanta a los pocos visitantes que acuden a la zona.

La Plataforma A Desalambrar denunció en septiembre de 2019 ante la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir la presencia de vertidos en el Arroyo del Molino. El colectivo aseguraba que el problema estaba en la inexistencia de un sistema de depuración de aguas residuales en el entorno. Esos vertidos estaban llegando al Arroyo y, por tanto, a los Baños de Popea. Ahora han afectado de lleno a los Baños de Popea, un entorno único.

El expediente iniciado por la Confederación todavía no es público. Antes, tiene que ser remitido a los presuntos autores de los vertidos, que a su vez tendrán un periodo de alegaciones. Después, se le dará firmeza al periodo administrativo.

La Confederación, al igual que diversos colectivos ambientales de la zona, lleva años instando a la construcción de sistemas de depuración en las parcelaciones que han proliferado en el entorno para proteger estos cauces. Muchas viviendas disponen de fosas sépticas. Algunas de estas se acaban desbordando en verano o directamente sus vertidos se filtran a los acuíferos. Otras parcelaciones no disponen ni de fosas sépticas, por lo que las aguas residuales acaban directamente en los cauces.

La zona sufre cada verano un espectacular aumento de la población. La presión urbanística del entorno ha tensionado toda la zona de Sierra Morena en la ciudad de Córdoba. Ahora, se había iniciado el expediente para declarar Reserva Fluvial al Arroyo Bejarano, al Arroyo del Molino y parte del Guadiato. Este tipo de acciones complican mucho esta figura de protección.

Etiquetas
Publicado el
4 de septiembre de 2021 - 06:00 h