El Ayuntamiento presenta el Plan de Acción contra el Ruido con medidas preventivas, correctoras y de control

Imagen de archivo de una protesta de vecinos de La Axerquía contra el ruido en la Cruz del Rastro | TONI BLANCO

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba ha dado luz verde este lunes a la aprobación inicial del proyecto del Plan de Acción contra el Ruido, que ahora abrirá un plazo de un mes para alegaciones y requerirá informe vinculante de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Después de eso, el documento podrá aprobarse definitivamente para que entre en vigor y comience a aplicarse.

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento, Isabel Albás, ha explicado que se trata de una “herramienta básica para la planificación y el control que lleve a mejorar los niveles de contaminación acústica” en la ciudad, niveles identificados por zonas en el Mapa del Ruido elaborado por el Consistorio.

El Plan de Acción contra el Ruido incluye medidas de prevención, correción y de control que se deberán aplicar a medio plazo en los dos años siguientes a la aprobación del documento y también otras a largo plazo, para los siete años siguientes, según ha dicho Albás.

El documento parte de la realidad de los ruidos en la ciudad, donde “el mayor problema es el tráfico viario”. Entre las medidas contra el ruido planteadas en puntos de conflicto por el tráfico se encuentran las siguientes: Implantación de Carril bici, Implantación de Carril bus, Instalación de pantallas acústicas, Instalación de pavimento fonoabsorbente, Modificación del viario: modificación de los sentidos de circulación, sección de la vía, etc. , Control del tráfico: optimización de la regulación semafórica, implantación de ondas verdes, ciclos cortos, etc. , y Calmado de tráfico: instalación de pasos sobre-elevados, reducción de la velocidad de circulación, establecimiento de zonas 30, etc. 

Entre esas medidas se prevén pasos de peatones sobreelevados, implantación de carril BUS, pavimento fonoabsorbente, regulación del tráfico mediante recálculo de ciclos semafóricos, señalización y marcas viales para implantación de zonas 30. Asimismo se contempla sobreelevar pasos de peatones, limitación de la velocidad y optimizar la regulación de semáforos, en los puntos más conflictivos de ruido por el tráfico.

El plan contempla también acciones para el ruido proveniente de la industria y contará con un presupuesto que irá entre 140.000 y 200.000 euros, en un plan que coordina la delegación de Medio Ambiente junto a otras áreas municipales.

Etiquetas
stats