Krasfarma también pide atrasar la subastilla de Pérez Giménez

Los inversores rusos, junto a su representante legal, la pasada semana | TONI BLANCO
Los inversores aducen los “inconvenientes para la circulación de capitales entre Rusia y España” después de las sanciones impuestas al régimen de Putin y reclaman que la adjudicación de los laboratorios se atrase a finales de octubre

Los inversores rusos de Krasfarma han pedido tiempo al titular del Juzgado de lo Mercantil de Córdoba para poder presentarse con garantías a la subastilla por los Laboratorios Pérez Giménez. De hecho, los representantes legales de esta multinacional han enviado un escrito dirigido al juez, Fernando Caballero, en el que solicitan que atrase al menos hasta finales de octubre la fecha de la subastilla, prevista para el próximo 2 de octubre. Los inversores rusos aducen los “inconvenientes para la circulación de capitales entre Rusia y España” después de las sanciones impuestas por la Unión Europea al régimen de Vladimir Putin por su actuación en Ucrania.

De momento, los inversores rusos han entregado 125.000 euros ante notario y en concepto de fianza para poder participar en la subastilla. El resto del dinero aún no ha llegado. Según los rusos el problema está en las relaciones entre países, que limita la transferencia de capitales. Por eso reclaman que se atrase la convocatoria. En su solicitud, Krasfarma se compromete a pagar de su bolsillo los costes que supongan de este atraso, que significa alargar más semanas la agonía de los 150 trabajadores de la empresa, 50 de los cuales llevan más de dos años sin cobrar.

Krasfarma, cuyo domicilio social está en el polígono Tecnocórdoba, ha anunciado una inversión de 13 millones de euros, una vez se haga con el control de los laboratorios (por los que espera pagar un mínimo de 12 millones). En su nueva inversión, dos millones serán destinados a la adquisición de materias primas y la realización de trabajos urgentes para poner en marcha la producción en los laboratorios. Otros seis millones de euros serán para la renovación de las actuales instalaciones con los que optimizar la fabricación en todas las líneas productivas.

Por último, la multinacional asegura que invertirá otros cinco millones de euros más en la construcción de una nueva unidad de elaboración de productos oncológicos para la exportación, principalmente a China, según expresó el presidente de Krasfarma.

En cuanto al empleo, los planes de la firma son muy optimistas. Los rusos plantean que mantendrán 100 empleos directos durante los primeros tres meses de funcionamiento de los laboratorios Pérez Giménez. Además, asegura que empleará a otras 50 personas más en un plazo adicional de 720 días, una vez que empiece a poner en marcha la fábrica y a vender medicamentos en medio mundo.

Etiquetas
stats