La Junta recuerda protegerse contra el calor

Un viandante se refresca en la calle en una imagen de archivo | TONI BLANCO
La Delegación de Salud recomienda abundante hidratación, especialmente por niños, ancianos y enfermos

La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Isabel Baena, ha pedido este miércoles a los cordobeses que extremen las precauciones frente a las altas temperaturas que la provincia está registrando estos días. En un comunicado, Baena ha destacado la importancia de mantener una abundante hidratación, especialmente por quienes integran el colectivo de personas vulnerables (niños, ancianos y enfermos), siendo fundamental "la hidratación de los más pequeños y mantenerles protegidos del sol en verano", o ante las temperaturas propias del periodo estival, como las que se registran estos días, para así "minimizar los efectos del calor" en los menores, "ya que es uno de los colectivos más vulnerables".

La delegada ha señalado que la temperatura corporal de los niños se eleva más rápido y "carecen de la suficiente capacidad de sudoración para eliminar el calor. Para estar preparados, los padres andaluces pueden contar con una previsión de las temperaturas vía SMS solicitando este servicio a Salud Responde".

Otra de las recomendaciones es evitar la exposición directa al sol de bebés de menos de seis meses a cualquier hora del día y de niños pequeños entre las 11,00 y las 17,00 horas. Según ha destacado Baena, "es importante que éstos cuenten con la debida protección, que será mayor cuanto más pequeño sea el niño, con el uso de elementos como gorras, gafas o parasoles, y que el menor beba líquidos con frecuencia, aunque no tenga sed".

Otro de los consejos que se trasladan para este colectivo, en cuanto a la alimentación, es que en el caso de los niños lactantes es aconsejable que se mantenga la leche materna como alimentación exclusiva y en niños mayores se recomienda que se aumente el consumo de frutas y verduras, a la vez que se eviten las comidas ricas en grasas.

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales también resalta que debe evitarse dejar a los menores en lugares cerrados y expuestos al sol, sin medidas de climatización, como los coches, las casetas o las tiendas de campaña.

Junto a la atención especial los niños, este programa de prevención continuará haciendo un especial hincapié en los colectivos más vulnerables ante las altas temperaturas, como los mayores, enfermos crónicos y personas que trabajan expuestas al sol.

En caso de una posible deshidratación, que muestra síntomas como la piel seca, la sequedad de la boca o los ojos hundidos, se debe administrar agua o soluciones glucosalinas por la boca, siempre que el niño esté consciente, situarlo en un lugar fresco y ventilado y si se presentan vómitos u otros síntomas asociados se aconseja solicitar asistencia sanitaria.

Si fuese un golpe de calor, que se detecta cuando la piel, además de estar seca, comienza a sentirse caliente y enrojecida, hay un cese de la sudoración, fatiga, e incluso existen vómitos, dificultad respiratoria, taquicardia e inconsciencia, es importante colocar al niño en un lugar fresco y ventilado, aflojarle o retirarle la ropa y envolver el cuerpo en sábanas húmedas. En caso de pérdida del conocimiento se debe colocar al niño de lado, y por supuesto, solicitar asistencia sanitaria.

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2015 - 03:46 h
stats