La Junta rectifica: Medina Azahara sí que batió récords de visitantes durante 2019

Conjunto arqueológico de Medina Azahara | MADERO CUBERO

Tras ofrecer unos datos erróneos el pasado miércoles, la Junta de Andalucía ha enviado a este periódico el recuento, ya completo y oficial, del número de visitantes que pasaron por la ciudad palatina de Medina Azahara durante 2019, su segundo año como Patrimonio Mundial de la Unesco, y el mejor año en número de visitas en la última década -y segundo en la serie histórica-.

Así, según los datos facilitados a este periódico por el Yacimiento Arqueológico y confirmados posteriormente por la Delegación de Cultura de la Junta, el año pasado se cerró con 285.672 visitantes, casi 10.000 más que el año 2018, cuando la Unesco dio el sí a la candidatura de Medina Azahara como Patrimonio Mundial, en el que el número de visitas fue de 275.726.

El ligero aumento en visitas, de un 3,61%, evidencia, en cualquier caso, que el yacimiento se ha comportado en 2019 de manera similar al año anterior. Sin embargo, se ha aclarar que aquel año 2018 se logró un récord absoluto en número de visitas en apenas seis meses, ya que la ciudad califal recibió el respaldo de la Unesco el 1 de julio.

En 2019, el mes estrella en número de visitas fue abril, cuando pasaron por el yacimiento 36.984 personas. Y el más flojo fue julio, con apenas 15.071 visitas a la ciudad califal. El año pasado también ha mejorado la media de visitantes, situada ya en 783 personas al día -el año pasado era de 755 y hace dos años de 510-.

En definitiva, Medina Azahara se acomoda como atractivo turístico tras un espectacular incremento en 2018, que fue de cerca del 50 por ciento respecto a 2017, en el que se contabilizaron 186.036. El espaldarazo se ha seguido notando durante gran parte del año. Por ejemplo, durante el primer semestre de 2019, el conjunto arqueológico registró un incremento de las visitas del 37,27% respecto a 2018 -cuando, recordemos, no era todavía Patrimonio de la Humanidad-.

Sin embargo, el efecto Unesco parece haberse estancado en la segunda mitad del año. Los números, en cualquier caso, son muy buenos. Los segundos mejores de la historia de un yacimiento, que debe, eso sí, acometer un proceso de adecuación de la plantilla para atender la actual demanda de visitantes si quiere mantenerlos o aumentarlos en ejercicios futuros.

¿Y cuál es el año en que Medina Azahara recibió más visitas? Pues el ejercicio 2001, en el que la exposición El esplendor de los Omeyas logró hacer del yacimiento un reclamo que atrajo a 362.092 personas.

Etiquetas
stats