La Junta prevé 'becas mamá' para dar ayudas a mujeres en dificultades para continuar con su embarazo

Mujer embarazada | PIXABAY

El Consejo de Gobierno ha acordado este martes el inicio de los trámites para la redacción del anteproyecto de Ley de Familias, que prevé la prevención del acoso laboral a las madres y embarazadas, fenómeno conocido como 'mobbing maternal', a través de la articulación de medidas específicas de acción positiva que garanticen la protección y seguridad de la mujer en edad reproductiva.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, ha indicado que el texto favorecerá el marco de protección durante el embarazo y la maternidad, “con el doble objetivo de proteger a la madre y al recién nacido en su salud y asegurar, además, su empleo”.

Para empleados públicos con hijos menores de doce años, la norma estudia incluir fórmulas como la flexibilidad de horarios y el teletrabajo, así como la reducción de jornada.

También en el ámbito de la Administración, se añade la puesta en marcha de cláusulas sociales para dar prioridad en la contratación a empresas y entidades con programas específicos que garanticen la promoción y la protección de la maternidad. La Consejería de Salud y Familias activará asimismo un registro andaluz de empresas y entidades de buenas prácticas en protocolos y promoción de la maternidad.

'BECAS MAMÁ'

La futura Ley de Familias también prevé incluir medidas de apoyo a mujeres embarazadas o con hijos o que tienen dificultades para continuar con su embarazo, a la par que impulsará ayudas de emergencia social a mujeres embarazadas, 'becas mamá', ayuda a domicilio para partos múltiples y la teleasistencia en caso de embarazos de riesgo.

El texto legal recogerá un capítulo de ayudas económicas y beneficios fiscales para las familias, sobre todo orientadas a la minimización del gasto familiar cuando crezca el número de hijos.

Asimismo, la Consejería estudiará deducciones en el IRPF para familias numerosas con atención especial a los hijos con discapacidad, así como para la adquisición de material escolar o el estudio de idiomas. Además, se barajan reservas de viviendas para familias numerosas.

El objetivo del Gobierno autonómico es poner en marcha una ley transversal que englobe a todas las consejerías e incorpore la perspectiva de familia en todas las actuaciones y políticas, con el objetivo de dotar de medidas y herramientas para aumentar la calidad de vida de las familias.

La base del anteproyecto“ es la idea de la familia como una estructura que determina el presente y garantiza el futuro de la sociedad”. En esta línea, el Ejecutivo andaluz “apuesta por un proyecto de ley no estático, con medidas a largo plazo y que tenga continuidad en el tiempo, para responder a las necesidades reales de las familias”, ha añadido.

Etiquetas
stats