La Junta asegura que prioriza a las pymes en su estrategia para evitar accidentes laborales

Trabajadores en plena obra | TONI BLANCO

El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta en Córdoba, Manuel Carmona, ha presentado este martes, en el marco de la jornada Presente y Futuro de la Autoridad Laboral en Andalucía, la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2022 (EASST), asegurando que, en este ámbito, la Administración autonómica da prioridad a las pymes.

Este encuentro ha estado dirigido principalmente a mutuas colaboradoras con la Seguridad Social, servicios de prevención ajenos -propios y mancomunados-, asociaciones destacadas en el ámbito de la seguridad y salud laboral, asesorías y colegios profesionales.

En este contexto, Carmona ha explicado que esta jornada ha servido también para dar a conocer las actuaciones de la Inspección de Trabajo en materia de riesgos laborales y de los técnicos habilitados en materia de salud laboral, "pero especialmente para sensibilizar a las entidades invitadas, para que aporten propuestas de actuaciones que se incardinen con las líneas de intervención de la Estrategia".

El delegado ha defendido que la Junta mantiene su compromiso de aspirar a la siniestralidad cero en el ámbito laboral y, "para ello, se continúa apostando por el compromiso, la responsabilidad y el esfuerzo colectivo del sector empresarial, sindical, de los trabajadores y de las instituciones". Los cambios en el mercado laboral, la rápida transformación de las modalidades de producción y prestación de servicios, así como la reactivación de la actividad económica en su conjunto, han sido determinantes para poner en marcha esta nueva Estrategia, según ha apuntado Carmona.

De hecho, según ha afirmado, la nueva Estrategia "viene a reafirmar la necesidad de sensibilizar a todo el tejido productivo ya que invertir en la prevención y seguridad de nuestros trabajadores no es un coste, sino una inversión que hace a nuestras empresas más competitivas".

En el nuevo documento se priorizan las políticas dedicadas a la mejora de la seguridad laboral en las pymes andaluzas dada la atomización del tejido productivo andaluz y ante las dificultades de las pequeñas y medianas empresas para alcanzar los niveles de planificación de las grandes firmas. El escrito responde a dos años de intenso trabajo entre Administración autonómica, sindicatos y patronal, prevé una inversión de 59 millones de euros y tiene cuatro objetivos generales: la mejora de las condiciones laborales, de la gestión preventiva en las empresas, de la eficacia del sistema de seguridad y salud y la consolidación de la cultura preventiva en la sociedad andaluza.

Etiquetas
Publicado el
25 de abril de 2018 - 05:42 h
stats