Juanma Moreno propone al Gobierno derogar el estado de alarma antes de que acabe mayo

Juanma Moreno, participa por vía telemática en la octava reunión con los presidentes autonómicos para abordar la crisis del coronavirus | JUNTA DE ANDALUCÍA

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha considerado este domingo que el Gobierno central debería ir pensando en derogar el actual estado de alarma y que lo “razonable” sería, si las cifras de contagios por coronavirus siguen cayendo, como ya está ocurriendo en los últimos días, que no siguiera vigente a finales de este mes de mayo.

Así se ha pronunciado Moreno en la rueda de prensa vía telemática tras participar en la octava conferencia que el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, ha mantenido con los presidentes autonómicos, tras la que ha mantenido que es el momento de que el Gobierno central vaya pensando en garantizar la lucha contra el Covid 19 “sin recurrir a la fórmula del estado del alarma”, acudiendo a los instrumentos que tiene el sistema jurídico español para que el estado “coordine la lucha” contra esta epidemia sin “necesidad de recurrir a medidas drásticas que podían tener sentido en un primer momento, pero que, transcurridos casi dos meses, pueden ser sustituidas por otras medidas”.

Ha añadido que la contratación pública, el control parlamentario, legislar o regular la vida ordinaria deben “retornar progresivamente también a la normalidad”. Ha considerado que el próximo debate en el Congreso sobre la nueva prórroga del estado de alarma que va a proponer Pedro Sánchez debe abordarse “muy seriamente” y de manera rigurosa y no despacharse como un “simple trámite”, porque no es un simple trámite, ya que está conllevando serias “restricciones y limitaciones de derechos a los ciudadanos”.

Respecto a si el PP debería apoyar esa nueva prórroga del estado de alarma, Moreno ha apuntado que esa será una decisión que adopte el grupo parlamentario, pero que él ya ha trasladado a su partido sus consideraciones al respecto.

Por otro lado, ha anunciado que ha propuesto al Gobierno iniciar el desconfinamiento por distritos sanitarios con menos de 10 casos por cada 100.000 habitantes confirmados por PCR en los últimos 14 días, requisito que ya cumplirían 25 de los 33 distritos de la comunidad, así como “flexibilizar” el horario de paseo de los menores en Andalucía dado que en el actual tramo entre las 12 y las 19 horas las temperaturas máximas ya superan ampliamente los 30 grados.

En este sentido, ha reclamado al presidente del Gobierno “mayor claridad, concisión y transparencia” sobre los criterios de los planes de desconfinamiento“ y ”mayor participación de las comunidades“ en la toma de decisiones, al tiempo que ha defendido que las medidas para el desconfinamiento ”no necesariamente tienen que ser iguales en unos territorios que en otros“.

El jefe del Ejecutivo andaluz ha insistido en la idea de que el desconfinamiento “se pueda abordar por distritos sanitarios o municipios”, a la espera de que “se concreten los criterios”. A su juicio, se trata de una fórmula “prudente y exigente” planteada por los técnicos de la Junta y que también fija la Organización Mundial de la Salud (OMS), y “que permitiría ir recuperando la normalidad sin poner en riesgo nuestra salud”.

Ha destacado que “ahora que hay regiones que piden ser los primeros y empezar ya a retomar la actividad, en Andalucía podemos hacer ese planteamiento gracias al enorme ejercicio de sacrificio y responsabilidad que han hecho en muchas comarcas y municipios los ciudadanos y los alcaldes”, de los que ha resaltado su “labor fundamental para que la pandemia tenga la menor incidencia posible”.

Ventaja de Huelva y Almería

El presidente andaluz ha vuelto a señalar la “posición de ventaja especialmente notable” de las provincias de Huelva y Almería para ser de las primeras zonas en iniciar el desconfinamiento con datos de incidencia del Covid-19 “muy por debajo de la media española y europea”, lo que constituye una “ventaja para reanudar la actividad antes que el resto” como “experiencia piloto” en la vuelta a “cierta normalidad en el ámbito económica”, pero nunca en el ámbito sanitario, donde ambas provincias nunca serían “ni mucho menos conejillos de indias” como ha deslizado alguna “interpretación maliciosa”.

“Este lunes hay una reunión técnica en el Ministerio y plantearemos nuestra propuesta, porque el problema de las fases es que no sabemos cuáles son los criterios para que los municipios o distritos accedan a fases sucesivas y sabiendo los criterios nos podemos mover con mayor certidumbre”, ha señalado Moreno, que ha apuntado que sobre los 25 distritos sanitarios que ya cumplen el criterio que plantea la Junta “la autoridad única puede tomar varias decisiones, incorporar algunas por debajo de ese criterio en la primera fase o esperar a la segunda fase”.

En cualquier caso, Moreno se ha mostrado convencido de que “una parte importante de Andalucía debe estar en la primera fase” del desconfinamiento porque la comunidad tiene “cuatro veces menos” incidencia que la media nacional y cuenta con “muchas comarcas donde el Covid-19 no ha aparecido”, por lo que considera que “no tiene sentido penalizar a una población o comarca”.

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo andaluz también ha querido destacar que “lo peor del Covid-19 parece que ya ha pasado” aunque se siguen produciendo fallecimientos porque cada día hay menos personas ingresadas y más que ya han superado la enfermedad en la comunidad.

Como prueba de ello, Moreno ha destacado que la cifra de pacientes hospitalizados e ingresados en UCI ha bajado un 78% y un 67,5%, respectivamente, desde el pico de la pandemia registrado a finales de marzo mientras que la cifra de recuperados, que roza los 7.000 en Andalucía, ha crecido un 45,5% en la última semana, un dato que permite “proyectar con esperanza la llegada de una normalidad distinta que nos permitirá recuperar la ansiada libertad de movimientos y la actividad económica”.

Desescalada en el ámbito jurídico

Por otro lado, ha insistido en que hay que empezar una “desescalada” también en el ámbito jurídico y normativo, apuntando que si bien hasta ahora hemos tenido una serie de normas, que eran necesarias, una vez que la pandemia empieza a ser controlada, tenemos que empezar a “desescalar” y no hacer normas que sean “tan drásticas como supone el estado de alarma”. Según Moreno, en España hay leyes que permitirían al Gobierno central gestionar de manera adecuada esta crisis sanitaria, con un mando único en materia sanitaria, como pueden ser la Ley de medidas especiales en materia de salud pública, La Ley general de sanidad o la Ley de salud pública.

Asimismo, el presidente de la Junta ha indicado que cuando uno quiere lograr el apoyo de otras fuerzas políticas, como mínimo, tiene que intentar buscar ese apoyo y fórmulas de complicidad, algo que ha echado de menos en Sánchez hacia los partidos de la oposición.

De otro lado, en relación con el Fondo de emergencia de 16.000 millones que el presidente del Gobierno ha anunciado para las comunidades autónomas, Moreno ha señalado que Sánchez no ha aportado mucha información en la conferencia de presidentes y que se ha remitido a una reunión que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, mantendrá mañana con los consejeros autonómicos del ramo para abordar este asunto.

No obstante, Moreno ha considerado positivo y una “buena noticia” que Sánchez haya indicado que serán fondos “extraordinarios” y no ningún tipo de anticipo o partidas que formen parte de la financiación normalizada. Ahora, según Moreno, confía en que el Gobierno explique los criterios del reparto de ese dinero entre las comunidades y dé fecha sobre cuándo llegará.

Ha agregado que el Gobierno andaluz va a reclamar que ese fondo se reparta en función de la población de las comunidades, apuntando que Andalucía necesita más recursos con una población que supera los ocho millones de habitantes.

Etiquetas
stats