Los jornaleros vuelven a Moratalla y reclaman su expropiación

.
El SAT inicia una campaña para pedir que las tierras que hizo públicas la II República vuelvan a ser gestionadas por el Estado

No ha sido como hace un año porque no ha habido ocupación, pero los jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) han vuelto esta mañana a la finca de Moratalla, en Hornachuelos, encabezados por su secretario nacional, el recién puesto en libertad Diego Cañamero. Los jornaleros no han vuelto solos a Moratalla, sino acompañados por un fuerte dispositivo de la Guardia Civil que vigilaba que la ocupación no se volviese a producir. Pero la intención del SAT, hoy, no era la de ocupar la finca sino la de anunciar lo que va a ser su campaña veraniega: que vuelvan a ser públicas las tierras que expropió la II República y que tras la Guerra Civil volvieron a manos de sus anteriores propietarios.

Moratalla, precisamente, fue una de las fincas expropiadas. Los jornaleros mostraron fotografías y dos noticias publicadas por el diario ABC en 1933. La expropiación se produjo el 18 de agosto de aquel año y a Moratalla llegó el propio director del instituto nacional de la Reforma Agraria. Entonces, Moratalla, una finca construida a finales del siglo XIX a imagen y semejanza del parisino Versalles, pertenecía al marqués de Viana. La finca fue entonces un símbolo de la reforma agraria, ya que en ella acostumbraba dormir el rey Alfonso XIII, que bajaba a menudo a Córdoba para cazar.

En total, el SAT calcula que la II República llegó a expropiar entre 800.000 y un millón de hectáreas en Andalucía, un 10% de la superficie total de la región. Hoy, muchas de esas tierras son públicas y algunas fincas ya se han convertido en suelo urbano. Sin embargo, quedan grandes fincas, como las de Moratalla, que volvieron a manos de sus dueños y así siguen (en este caso propiedad del duque de Segorbe). El SAT aún no sabe exactamente cuántas fincas tiene que reclamar. Según informó Francisco Ruiz, un técnico de desarrollo rural de la Junta de Andalucía que es dirigente de este sindicato, el SAT ya está en contacto con los archiveros del Boletín de Reforma Agraria para que les remita el listado. “Nos lo están escaneando”.

Los responsables del SAT anunciaron en qué consistirá su campaña, que estará aderezada con acciones sorpresas que no han querido revelar: “Están los civiles ahí al lado”, bromeó Cañamero. Los jornaleros quieren presentar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en el Parlamento de Andalucía, para la que necesitan unas 40.000 firmas. El objetivo es que se tramite una proposión legislativa para que la Junta de Andalucía impulse la expropiación de esas tierras 'desexpropiadas' después de la Guerra Civil.

El SAT tiene previsto denunciar que la Junta de Andalucía no está sancionando, como aseguran está previsto en la Ley, a los propietarios que tienen sus fincas vacías (como el caso de La Rueda, en manos de los bancos). “Hay una partida en los Presupuestos de la Junta cuya cuantía a día de hoy es cero céntimos”, denunció Cañamero. Por eso, aseguran, pedirán a la Junta que aplique la Ley y sancione a los propietarios que no cultivan. “De lo contrario, denunciaremos al presidente Griñán por prevaricación”, denunciaron.

Además, tienen previsto acudir al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos de Estrasburgo para denunciar la devolución “ilegal” de tierras durante el franquismo. Para ello, curiosamente, prevén tirar de la jurisprudencia del propio tribunal, que aseguran que existe. “Vamos a plantear una demanda al Estado español”, anunció el secretario nacional del SAT.

Etiquetas
stats