La investigación del cadáver de Sierra Boyera apunta a un empresario que desapareció hace ocho años

Aguas del embalse de Sierra Boyera.

En el año 2009, el propietario de una tienda de electrodomésticos de Peñarroya-Pueblonuevo desapareció sin que nunca más se supiese qué había sido de él. Tenía poco más de 60 años y conducía una Citroën C15. Este martes, el interior del pantano de Sierra Boyera emergía un vehículo idéntico. En su interior, un cadáver en un estado muy avanzado de descomposición. El teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Córdoba, Juan Carretero, ha confirmado este miércoles que, a falta de los análisis forenses finales, todos los indicios llevan a pensar que la identidad del cadáver hallado es la de este empresario. Hasta el embalse acudió uno de sus hijos, que según han confirmado fuentes próximas a la investigación habría identificado el vehículo como el de su padre.

Además, la investigación se centra en las posibles causas. La zona en la que ha aparecido el coche es accesible en vehículo y está en las inmediaciones de un puente que surca el embalse. Por eso, se sospecha que el hombre sufrió un accidente de tráfico, perdió el control del vehículo y acabó cayendo al interior del pantano, donde ya se desconoce si pereció ahogado o a causa de las heridas del siniestro.

De momento, la principal hipótesis se centra en que el cadáver pertenece a este empresario, aunque la investigación no está cerrada ni mucho menos. Está previsto que se hagan pruebas de ADN a los restos óseos hallados para cotejarlos con familiares. Así no habrá ningún género de duda para identificarlo.

El vehículo fue avistado por un vecino que caminaba por el puente que cruza el embalse. Fue esta persona la que dio la voz de alarma a los servicios de emergencias. Rápidamente, al lugar se trasladaron agentes de la Guardia Civil que con la ayuda de una grúa emergieron el coche siniestrado.

Etiquetas
stats