El incierto futuro de Cecosam con la ley en la mano

Cementerio de la Salud | MADERO CUBERO
La empresa municipal de cementerios vive con la espada de Damocles de tener que dar beneficios para no tener que ser disuelta por el Ayuntamiento

A finales de julio de este año, el Ministerio de Hacienda envió un escrito al Ayuntamiento de Córdoba pidiendo información y avisando sobre el incierto futuro de dos de sus empresas municipales: Aucorsa y Cecosam. Hacienda, advertía, estaba preocupada porque ninguna de las dos empresas municipales estaban cumpliendo la ley de racionalización de las administraciones públicas, que tiene un credo definitivo: aquellas empresas públicas que acumulen pérdidas año tras año deberán ser resueltas. En octubre, la situación vuelve a ser de incertidumbre sobre una de las dos: la empresa municipal de Cementerios de Córdoba, Cecosam.

Este martes, el Pleno ordinario de octubre ha tomado conocimiento de un informe de la Intervención General de Fondos en el que avisa de la situación de Cecosam y la urgente necesidad que tiene el Ayuntamiento de tomar medidas para tratar de enmendar su desequilibrio presupuestario. La ley era clara: a fecha de 31 de diciembre de 2015 aquellas empresas que acumulasen pérdidas deberían ser disueltas. El Ayuntamiento ya ha disuelto una, Procórdoba, y va camino de hacerlo con una segunda entidad, el Consorcio de Turismo. Si no toma medidas en Cecosam y la entidad mantiene los números rojos, Hacienda podrá pedir su disolución, algo que preocupa, y mucho, en el equipo de gobierno.

Cecosam ha cerrado con pérdidas los tres últimos ejercicios municipales. No obstante, sus números no desestabilizan la economía municipal del Ayuntamiento. Por explicarlo a grosso modo, la deuda que Cecosam le genera al Ayuntamiento es mínima, con unos desequilibrios que nunca superan los 200.000 euros al año. Más preocupante es para Hacienda lo que ocurre con Aucorsa, que necesita transferencias millonarias año a año para poder enjugar sus pérdidas.

Ahora, la Intervención vuelve a instar al equipo de gobierno a que haga algo. La ley le instaba el año pasado a aprobar un plan económico financiero. Esto es: un plan de racionalización del gasto y mejora de los ingresos. El plan no está aprobado, aunque Cecosam está intentando tomar medidas sin tener que llegar a ejecutar esa medida. Así, está desalojando nichos donde sus propietarios no pagan, para tratar de, entre comillas, hacer sitio para los que sí están dispuestos a pagar.

Este martes, la presidenta de Cecosam, Mar Téllez, dijo a través de una nota de prensa que "actualmente la situación de Cecosam es la de poder finalizar el año con previsión de beneficios". "A 31 de septiembre no hay déficit, los ingresos son superiores a los de 2015 y con menos servicios, porque están funcionando las medidas que se han puesto en marcha", ha defendido Téllez.

No obstante, ha indicado que "la empresa está preparando un plan de viabilidad a largo plazo, que se presentará finales de 2016 o primeros de 2017", al tiempo que ha resaltado que "el cambio ha sido radical", de hecho "Cecosam abona las facturas a los proveedores en un plazo de unos cinco días y medio".

Etiquetas
stats