Un incendio en Emacsa obliga a desalojar a 36 personas

FOTO: MADERO CUBERO
En principio se temió que el humo podíá ser tóxico por la cercanía del fuego a productos de tratamiento de agua

Un incendio por causas que aún se desconocen en una caseta de aperos de los depósitos de Emacsa ha obligado esta mañana a desalojar a 36 personas. El fuego se ha originado en una caseta en la que los trabajadores de Emacsa guardan un motor eléctrico y herramientas. En la zona contigua, hay almacenados compuestos para el tratamiento de agua, como un comburente que es el que ha hecho que se disparen todas las alarmas. Bomberos, 061, Policía Nacional y Policía Local han activado un protocolo de emergencia y han desalojado la zona de 80 metros a la redonda. En ese círculo se levantan distintos chalets que rodean los depósitos de Emacsa. En total, han tenido que abandonar sus viviendas 36 personas, que ya han regresado.

El fuego se ha originado sobre las 11.20. Las llamas han arrasado el interior de la caseta de aperos y en un momento se ha temido que se propagara a la zona contigua. La rápida actuación de los bomberos ha evitado males mayores. Según ha podido comprobar este medio en el lugar de los hechos, unos seis policías locales se han visto levemente afectados por el humo, al sufrir picores de garganta y pequeñas irritaciones. Rápidamente han sido atendidos in situ por los servicios de emergencia del 061. Ninguno de ellos ha necesitado ser trasladado a centros sanitarios.

Al lugar también han acudido distintas patrullas de la Policía Nacional, que se ha hecho cargo de la investigación de los hechos para determinar el origen del siniestro, que de momento se desconoce. En un principio, se sopesó la posibilidad de aumentar el protocolo de evacuación a unos 800 metros de diámetro. Eso habría supuesto un desalojo masivo de miles de personas. Finalmente, al comprobar que el humo no era tóxico y que la salud de los vecinos no corría ningún peligro se determinó mantener el perímetro de seguridad en 80 metros.

Al lugar se trasladó de urgencia el alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto, y la concejal de Seguridad, Carmen Sousa, que observaron las labores de extinción del fuego junto al gerente de Emacsa, Arturo Gómez. Sobre las 13.00, el fuego se dio por extinguido. En el lugar permanece una dotación de bomberos refrescando la zona, además de Policía Local y Nacional.

Etiquetas
stats