El Imibic logra fondos para su investigación sobre afecciones en ovarios

Un investigador del IMIBIC. | MADERO CUBERO
El proyecto busca biomarcadores para mejorar el diagnóstico y tratamiento del síndrome poliquístico

Un proyecto de investigación del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha sido galardonado en la categoría de Fertilidad por las Ayudas Merck Serono de Investigación Clínica que convoca cada año la Fundación Salud 2000. El proyecto de investigación tiene como objetivo la búsqueda de biomarcadores para la mejora diagnóstica del síndrome del ovario poliquístico.

El trabajo está dirigido por el catedrático de Fisiología de la Universidad de Córdoba y subdirector científico del IMIBIC, Manuel Tena Sempere, y en él participan investigadores tanto clínicos como básicos. Además, colaboran con la Unidad de Gestión Clínica de la Mujer del Hospital Universitario Reina Sofía, liderada por el facultativo José Eduardo Arjona.

El síndrome del ovario poliquístico es una enfermedad frecuente en mujeres en edad reproductiva y heterogénea en sus síntomas que varían desde el hiperandrogenismo (acné, vello facial…) a las alteraciones en la ovulación y la presencia de quistes en el ovario. También suele asociarse a obesidad y resistencia a insulina.

“Se estima que el 70% de las pacientes con esta patología están sin diagnosticar y, por tanto, la identificación de nuevos marcadores podría facilitar tanto el diagnóstico temprano como la estratificación y el seguimiento de los pacientes”, afirma Manuel Tena. En este sentido, el proyecto dirigido desde el IMIBIC persigue conocer mejor la enfermedad para facilitar un diagnóstico más precoz y más preciso.

En concreto, la investigación se centra en comprender el posible papel de un tipo de moléculas reguladoras en el desarrollo de esta enfermedad y explorar si los cambios en los niveles circulantes de estas moléculas pueden tener utilidad diagnóstica. “Aún es arriesgado afirmarlo, pero posiblemente en un futuro podamos abordarlos como herramientas no solo para el diagnóstico sino también para el tratamiento de este síndrome”, precisa el investigador.

Las Ayudas Merck Serono, convocadas anualmente desde 1991, apuestan por la investigación de excelencia y desarrollo en España. Ya han financiado a más de 100 nuevos proyectos de investigación a lo largo de estos años. Cada ayuda está dotada con 25.000 euros y, desde 2011, han reconocido tres proyectos dirigidos desde el IMIBIC. En 2011 fue galardonado el especialista en Medicina Interna Pablo Pérez Martínez y en 2013 el profesor titular de la Universidad de Córdoba, Raúl Luque Huertas.

La entrega de premios tuvo lugar el pasado jueves en la Real Academia Nacional de Medicina de Madrid en un acto presidido por

la directora general de Investigación, Formación e Infraestructura Sanitaria, Paloma Martín, y por el director del Instituto de Salud Carlos III, Antonio Andreu.­­

Etiquetas
stats