El IAM atiende a 14 adolescentes víctimas de la violencia de género en el primer semestre

Concentración contra la violencia machista | TONI BLANCO

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha prestado hasta junio terapia psicológica gratuita y especializada a 14 chicas cordobesas adolescentes que han sufrido violencia de género en sus primeras relaciones de pareja.

En el conjunto de Andalucía este servicio ha atendido a 67 chicas en el primer semestre del año, al tiempo que ha ofrecido orientación y asesoramiento a 101 madres y padres en grupos de apoyo terapéutico, con el fin de que sepan ayudarles en su recuperación y en la prevención de nuevos casos de violencia machista.

Según ha detallado la directora del IAM, Elena Ruiz, en una nota de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, estos datos se extraen del Programa de Atención Psicológica a Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género en Andalucía, el cual mantiene cifras similares a las del mismo período del año anterior, lo que demuestra “que la violencia machista sigue reproduciéndose en la juventud, por lo que hay que estar en constante alerta y prevenir desde edades muy tempranas”.

Así las cosas, en lo que va de año, se han atendido a 67 chicas, 14 de ellas en Córdoba; nueve en Granada, Málaga y Sevilla; siete en Cádiz, Huelva y Jaén, y cinco en Almería.

Ruiz ha subrayado que el Gobierno andaluz seguirá priorizando las iniciativas para el fomento de la igualdad en las relaciones de pareja y la prevención de la violencia machista, con especial atención a la adolescencia “donde todo trabajo de coeducación en la escuela se desmonta fácilmente por la influencia del cine, la música, la publicidad, y los medios de ocio, de gran repercusión en esas edades”.

En este sentido, la directora del IAM ha insistido en la importancia de “desmontar los roles de género y la pornografía patriarcal, introduciendo más educación sexual, emocional y de género”, tal y como contempla la reforma de la Ley Andaluza de Igualdad de Género, en trámite parlamentario, que prevé la coeducación transversal obligatoria en todas las etapas educativas.

Además, ha manifestado que el servicio de atención a adolescentes presta terapia psicológica gratuita y especializada a víctimas de entre 14 y 17 años, al tiempo que proporciona información y orientación a las madres, padres o tutores de dichas mujeres para minimizar al máximo las consecuencias de la violencia y prevenir nuevas relaciones de pareja no igualitarias.

El programa orienta la atención psicológica de manera específica a la adolescencia, debido a la edad vulnerable de las víctimas y a las consecuencias de las redes sociales, que multiplican los efectos del maltrato por su capacidad de difusión; el mayor anonimato del agresor; la continuidad en el tiempo; el exhibir tu intimidad ante infinitas personas; la facilidad para el control permanente por medio de geolocalizadores o el control de estado online, o el riesgo de suplantar fácilmente la personalidad de la víctima, entre otras.

Para desarrollar el programa, los centros provinciales del IAM y el teléfono de la mujer llevan los casos concretos de violencia de género detectados en mujeres menores a un equipo especializado de psicólogos, que además de atender a la víctima y a su familia, deriva a la misma a la red de atención -sanitaria, social, jurídica o policial- que se requiera.

Una vez derivada al equipo de terapeutas, la víctima recibe una sesión inicial de presentación y una serie de sesiones de terapia individual donde se abordan todos los aspectos relacionados con la violencia de género y sus manifestaciones, desde las más tempranas hasta las más severas.

Tras dichas consultas individuales, y en función del perfil de las menores atendidas, el programa desarrolla en cada provincia sesiones terapéuticas grupales donde se refuerzan los contenidos aprendidos y se genera una red de apoyo informal para las menores. De forma paralela, los padres asisten a grupos terapéuticos, donde mejoran la comprensión del problema y comparten estrategias y buenas prácticas para apoyar a sus hijas.

Ruiz ha querido hacer un llamamiento a las familias para “estar alerta” y “pedir ayuda ante cualquier síntoma de relación desigual en sus hijas adolescentes”, para lo cual ha recomendado conocer las señales a través de la guía para madres y padres con hijas adolescentes que sufren violencia de género, disponible en la web del IAM en el enlace www.juntadeandalucia.es/institutodelamujer.

Etiquetas
stats