García-Palacios destaca la “excelencia personificada” en los Premios Ricardo López Crespo

Entrega de los premios en enero de este año.

El presidente de Caja Rural del Sur y de su Fundación, José Luis García-Palacios Álvarez, ha destacado la “excelencia personificada” en la labor de los galardonados con los IX Premios Ricardo López Crespo, que anualmente convoca la Fundación y que se entregaron este jueves durante un acto celebrado en el Círculo de la Amistad de Córdoba.

Estos galardones, según ha informado la Fundación Caja Rural del Sur, tienen como fin distinguir y reconocer las mejores iniciativas en materias como proyectos de I+D+i en el ámbito de la actividad agroalimentaria, acción social solidaria, recuperación del patrimonio histórico-artístico provincial, iniciativas empresariales promovidas por jóvenes emprendedores, así como el mejor expediente académico de grado en los alumnos de la Universidad de Córdoba.

El acto de entrega de los galardones contó con la presencia, entre otras autoridades, del alcalde de Córdoba, José María Bellido, junto al presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez; su vicepresidente, Ricardo López Crespo, y del director de la misma, Emilio Ponce, además de una amplia representación de distintas personalidades políticas y económicas, y de colectivos sociales y solidarios de la provincia de Córdoba.

En el acto de entrega, García-Palacios destacó durante su intervención el mérito de los premiados, que representa, a su juicio, “la excelencia personificada en trabajos de investigación, en esfuerzo académico, en emprendimiento, en acción social y, evidentemente, en ese compromiso que se debe tener con el entorno, en este caso con la restauración del patrimonio, y los cinco premiados cumplen perfectamente los criterios de la excelencia”.

En este sentido, García-Palacios incidió en que “hoy en Córdoba debemos estar muy orgullosos de contar con instituciones, personas o empresas tan comprometidas con el desarrollo de la provincia”.

Ello le llevó a resaltar, entre los diferentes proyectos, el de investigación para la detección de fraude en aceite de oliva virgen extra, al que definió como “extraordinario”, por ser “un proyecto agroalimentario tan identitario, ya no solo de Córdoba, como segunda productora mundial, sino de toda España, como líderes mundiales”, y por la necesidad de que “haya un sistema que podamos filtrar para aportar la garantía de la veracidad de lo que llega al consumidor”, lo cual es algo “fabuloso”.

En esta nueva edición, los premios han correspondido a la restauración de la ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Bujalance, la Fundación Acuarela de Barrios de Lucena, la empresa Invepat Go SL, y el mencionado estudio sobre el Uso de tocoferoles e hidrocarburos alifáticos en la detección de fraude por mezcla de aceite de oliva con otros aceites vegetales de inferior calidad.

Además se han entregado dos accésits, uno en la categoría de Iniciativas Empresariales promovidas por jóvenes emprendedores a la empresa Piensos y Mascotas SL, y otro, de la categoría de Acción Social Solidaria, a la Asociación Cordobesa de Pacientes con Artritis Reumatoide (Acoare). El premio al mejor expediente académico ha sido para María Tienda, de la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales.

Los premios están dotados económicamente con 4.000 euros en cada una de las categorías, habiendo recibido también cada premiado una estatuilla diseñada en especial para estos galardones por la Fundación Caja Rural del Sur.

Etiquetas
stats