El fraude de los mercadillos alcanza los 1,3 millones de euros

Agentes, en un mercadillo de Córdoba | MADERO CUBERO
El Gobierno responde a Antonio Hurtado que solo en el año 2012, cuando se llevó a cabo una inspección especial por la Seguridad Social, había 373 trabajadores afectados por este fraude

El fraude a la Seguridad Social detectado por el Gobierno en las bajas por enfermedad y desempleo en mercadillos ambulantes de Córdoba ascendió a un total de 1,3 millones de euros y a 373 trabajadores, según consta en la respuesta que le ha dado el Ejecutivo al diputado socialista Antonio Hurtado.

En la respuesta del Gobierno se indica que durante el año 2012 se llevó a cabo una actuación inspectora relacionada con un posible fraude a la Seguridad Social en la actividad de venta ambulante en la provincia de Córdoba. Los resultados de esta investigación fueron que el fraude total de prestaciones de Seguridad Social ascendió a 1.357.780 euros, de los cuales 1.217.240 euros corresponden a prestaciones por desempleo y 140.539,65 a prestaciones por maternidad. El número total de trabajadores afectados fue de 373.

Según la respuesta del Gobierno, el fraude consistía en la simulación de una relación laboral entre vendedores ambulantes y dos cooperativas de trabajo asociado, a través de las cuales se les daba de alta en el Régimen General de la Seguridad Social a cambio de supuestos salarios en forma de comisiones, cuya finalidad era eludir la obligatoriedad de alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, y en la mayoría de los casos la obtención fraudulenta de prestaciones de Seguridad Social.

Este vínculo laboral carecía de las notas esenciales de una relación laboral, puesto que los vendedores ambulantes continuaban llevando a cabo su actividad en las mismas condiciones que antes de ser contratados por la cooperativa, asumiendo el riesgo y ventura de las operaciones, no existiendo, en definitiva, las notas de ajenidad, dependencia y carácter personalísimo que presiden cualquier relación laboral. Según el Gobierno, los autores de dicho fraude eran los miembros de los órganos de gobierno de las cooperativas y los trabajadores utilizaron el referido vínculo laboral con la finalidad de obtener prestaciones.

Por lo que afecta al estado de la investigación, en su día estos hechos fueron puestos en conocimiento del Ministerio Fiscal, respecto de los que se acordó la apertura de Diligencias Previas. En el momento actual el procedimiento administrativo se encuentra consecuentemente suspendido, mientras que la investigación penal se encuentra en fase de instrucción judicial.

Etiquetas
stats