El final de la oleada de quema de coches y contenedores

Incendio de contenedores en la calle Atlántico | ISA CASTRO

Este verano, rara era la mañana de julio o agosto que los bomberos de Córdoba no informaban de que de madrugada habían tenido que acudir de urgencia al incendio de un contenedor. Los agentes se quejaban de que encima de que la plantilla estaba muy ajustada en ocasiones los incendios de contenedores les hacían quedarse casi sin efectivos en el parque para acudir a otras urgencias. Pero de momento la oleada parece haber acabado.

El arresto de S.C.A. de 25 años y vecino de Córdoba a principios de septiembre como sospechoso principal de ser el autor de estos fuegos ha puesto fin a la oleada que desde antes del verano mantenía en jaque a los servicios municipales. Muchos de los incendios se propagaban a árboles e incluso a coches aparcados, e incluso alguno llegó a alcanzar una fachada y poner en riesgo a los vecinos.

Junto a S. C. A. se detuvo a un menor. A los dos se les vincula con un incendio concreto de contenedores del 26 de julio, donde sí que fueron vistos, pero la Policía Nacional les vincula en su atestado con otros catorce “hechos delictivos similares, los cuales coincidirían plenamente tanto en la franja horaria como en la zona de realización de los mismos, por lo que se podría determinar que pudieran haber sido provocados por el mismo o mismos autores”. Los dos están en libertad con cargos, pero fuentes policiales han confirmado a este periódico que se les somete a vigilancia para evitar que vuelvan a las andadas.

center_pas“>

En la investigación llevada a cabo de manera conjunta con la Policía Local, la Policía Nacional había determinado que el autor de la quema de contenedores de madrugada pertenecía a la zona del Sector Sur, tenía irregularidad horaria siendo asiduo a la noche y era de corta edad, características que se cumplen en el caso del detenido y del menor vinculados a los incendios. Asimismo, S. C. A. acumula hasta seis sanciones de la Policía Nacional en los últimos meses relacionados con causas ocurridas en calles donde se han producido incendios de contenedores, como Torremolinos o Ciudad de Carmona.

Según la Policía, la motivación para provocar estos fuegos puede ser “pura diversión” o, “más posiblemente, represalias a la sociedad o instituciones de la misma”, como pudieran ser los propios cuerpos de seguridad.

La investigación policial concluyó en una primera fase con la detención de otro joven, que quedó en libertad y en sus declaraciones “aportó datos de relevancia para el esclarecimiento de los hechos”, tales como asegurar que había visto a S. C. A y al menor provocar el incendio de la calle Úbeda el 26 de julio. Asimismo, los identificó en las fotografías de archivos policiales.

Etiquetas
stats