Una 'ferrolinera' en la estación de tren de Córdoba

Logo de ADIF en la estación de tren en Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

¿Qué es una ferrolinera? Es un nuevo palabro que ha patentado ADIF, el gestor de infraestructuras ferroviarias de España dependiente del Ministerio de Fomento. Y no es ni más ni menos que una tecnología propia que permitiría aprovechar la energía que generan los trenes cuando frenan antes de llegar a las estaciones. Esa energía se transformaría para crear una especie de gasolineras de coches eléctricos que aprovecharían esos frenazos programados (y desperdiciados) en tiempo rea.

En su web, el grupo explica que "el proyecto presenta un importante potencial de desarrollo e implantación que contribuirá a impulsar el uso del vehículo eléctrico y la mejora de la sostenibilidad medioambiental, gracias a la posibilidad de instalar puntos de carga en la red ferroviaria española, que cuenta con 13.000 km de extensión y más de 1.500 puntos susceptibles de aprovechamiento por el sistema".

ADIF ya ha estrenado y probado el sistema en la estación María Zambrano de Málaga y proyecta instalar dispositivos de este tipo en todas las estaciones de España, entre ellas la de Córdoba. Este proyecto debería incluirse en el Plan de Negocio Global de ADIF para sus 1.500 estaciones (muchas de ellas, ubicadas en zonas estratégicas en el centro de las ciudades) actualmente en elaboración y para el que el grupo público sacó a concurso el pasado verano un contrato de consultoría estratégica. En él, debían identificarse "oportunidades de nuevos negocios" con objeto de incrementar los ingresos de la empresa estatal.

Los tiempos de estacionamiento en los aparcamientos de ADIF generalmente son largos, en muchos casos el tiempo que dura una jornada laboral. Por tanto, la situación estratégica de las ferrolineras tendrá en cuenta a aquellos usuarios del ferrocarril que dejan estacionado su vehículo en períodos de entre ocho y doce horas. En este caso, se ofrecerán recargas lentas (varias horas), según detalla ADIF en su web. Pero también se podrán ofrecer recargas rápidas (menos de una hora), para aquellos usuarios que lo deseen.

De la energía que se genera en el proceso de frenado eléctrico, una parte es aprovechada por otros trenes y otra se disipa en forma de calor en las resistencias que lleva el tren en el techo. Lo que hace el sistema ferrolinera es captar la energía de frenado sobrante para cargar eléctricamente las baterías de los coches eléctricos.

La presidenta de ADIF Isabel Pardo de Vera aseguró que la iniciativa prevé una implantación rápida, ya que se trata de una patente de esta empresa pública cuyo coste es muy bajo y que puede tener un alto retorno económico.

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2019 - 03:35 h
stats