El fallecido en comisaría murió de una peritonitis

Entrada a la Comisaría de Campo Madre de Dios | MADERO CUBERO
El joven fue trasladado al hospital tras la pelea con su cuñado y se negó en el hospital a pruebas médicas

El joven de 25 años que falleció sobre las 22:00 de este domingo en la comisaría de Campo Madre de Dios murió por “un shock por peritonitis secundaria” a causa de una “perforación intestinal espontánea”, confirma la autopsia practicada el lunes.

Antes de fallecer, el joven se negó en el hospital Reina Sofía a que le realizaran nuevas pruebas médicas, según han confirmado a este periódico fuentes cercanas a la investigación. El joven fue trasladado hasta el centro hospitalario junto a su cuñado, después de que ambos protagonizasen una pelea hacia las 12:30 de la noche del sábado en la calle Venerable Juan de Santiago. Las causas de la reyerta entre cuñados se desconocen, pero las primeras informaciones señalan que alguno de los dos o ambos pudiesen estar bajo los efectos de sustancias sin determinar.

Siempre según las fuentes consultadas por este periódico, el joven fallecido también estuvo en el hospital, donde fue sometido a algunas pruebas médicas. No obstante, y según ha podido saber este periódico, los facultativos quisieron realizarse un análisis más en profundidad, a lo que el joven se negó.

Mientras que el cuñado (que recibió una puñalada leve) fue dado de alta, este joven fue trasladado a dependencias policiales en Campo Madre de Dios, justo tras salir del hospital. No obstante, y como adelantó este lunes este periódico, el joven, de 26 años, falleció mientras estaba bajo custodia policial. La propia Policía Nacional ha abierto una investigación para aclarar lo ocurrido.

A primera hora del lunes se le practicó la autopsia, que concluyó que el hombre falleció por una muerte natural provocada por una “fisura” en la zona del estómago. Además, el forense asegura que no se han encontrado “ni hematomas ni lesiones” en el cadáver de la víctima. La investigación sigue en marcha.

Etiquetas
stats