Emacsa pide formalmente su baja como miembro de CECO

Nieto y Luis Carreto en la sala de comisiones del Ayuntamiento | MADERO CUBERO
La decisión parte del presidente de la empresa municipal, José Antonio Nieto, y, al parecer, es la reacción al informe sobre las ordenanzas fiscales del Consejo Social en el que, entre otras cuestiones, se criticaba el paso de tasa a precio privado

Nueva bronca entre la Confederación de Empresarios y el Ayuntamiento. La empresa municipal de aguas, Emacsa, ha solicitado formalmente su baja como miembro asociado de CECO. El motivo, según fuentes empresariales: las críticas vertidas por el paso de tasa a precios privados en el recibo del agua que recogían en el informe sobre las ordenanzas fiscales del Consejo Social de la Ciudad, del que forma parte CECO y que votó a favor del dictamen.

Según las fuentes consultadas por este medio, la decisión parte directamente del alcalde y presidente de Emacsa, José Antonio Nieto que, de esta forma, protagoniza su enésimo enfrentamiento con el máximo responsable de la Confederación de Empresarios, Luis Carreto, miembro del órgano consultivo encargado de la elaboración del, ahora ya, polémico informe. Según las fuentes consultadas, la renuncia se ha realizado por escrito, la firma el consejero delegado, Ramón Díaz, y ya se ha presentado en CECO, lo que supone un nuevo capítulo en la compleja relación que desde hace años mantienen las dos cabezas visibles de ambas instituciones.

Emacsa ingresó como miembro de CECO con el gobierno del PP, en 2012, y desde Capitulares no se entiende que la patronal, y más en concreto su presidente, apoye con su voto un informe en el que se cuestiona a uno de sus asociados, motivo por el que se ha tomado esta decisión confirmaron las fuentes consultadas, que añadieron que el contenido de la carta es "muy duro".

En su informe de la pasada semana, el Consejo Social criticaba abiertamente el cambio de modelo en el recibo del agua, que pasaba de ser una tasa a un precio privado. El argumento que desarrollaba el órgano consultivo se centraba en el desconocimiento por parte de los ciudadanos de la nueva tarificación, a los que, según su valoración, se dejaba en una posición de "indefensión" con respecto a la Administración.

Es por ello que se instaba al Consistorio a que descartase esta medida o "en caso de que se aprobase de modo imperativo" se articulase un mecanismo que permitiera fijar el precio con la opinión del Consejo. El informe reclamaba al equipo de gobierno "que profundizase en las medidas para rebajar la presión fiscal de los ciudadanos" por considerar que éstas eran insuficientes; un mensaje directo al alcalde que días antes había alabado las nuevas ordenanzas con las que aseguró que se había cumplido el objetivo y la promesa de rebajar la presión fiscal a los cordobeses.

No es la primera vez que las decisiones o manifestaciones del presidente de los empresarios causan malestar en Capitulares. Sus críticas a la remodelación del Consorcio de Turismo, al proyecto del Centro de Convenciones, que él mismo avaló en campaña electoral, o sus declaraciones sobre las mejoras fiscales que había traído la entrada del PP para los empresarios ("no hemos notado mejoría alguna", indicó) han abierto una y otra vez la brecha y marchado distancias con los populares y, más en concreto, con Nieto.

Etiquetas
Publicado el
31 de julio de 2014 - 08:11 h