La economía cordobesa se desplomó un 4,7% durante la crisis del coronavirus

Un trabajador con mascarilla en Córdoba | TONI BLANCO

Según las estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía de la Fundación Unicaja, la provincia de Córdoba ha mostrado una reducción interanual de la actividad económica del 4,7% en el segundo trimestre de 2020 (-4,3% en Andalucía). Para el conjunto de 2020, las previsiones apuntan a un descenso de la economía provincial que oscilaría entre el 9,4% en el escenario más favorable y el 12,2% en el escenario menos favorable (-9,8% y -13,0% en la región, respectivamente).

En el primer trimestre de 2020, el empleo se ha reducido un 2,9% en términos interanuales, según los datos de la Encuesta de Población Activa (0,03% en Andalucía), con una disminución en todos los sectores de actividad. Así, el número de parados se ha incrementado un 20,7% entre enero y marzo, en un contexto en el que población activa ha aumentado un 2,1%, con lo que la tasa de paro se ha incrementado en 3,8 puntos porcentuales hasta situarse en el 24,9%, la más elevada de Andalucía (21,2%).

La afiliación a la Seguridad Social también muestra un descenso interanual del empleo entre enero y marzo del 1,6% en términos interanuales (0,8% en Andalucía). Asimismo, la información relativa al promedio de abril-junio, que recoge los efectos del estado de alarma sobre la afiliación, apunta a una caída del 6,2% con relación al mismo periodo del año anterior, con un descenso intertrimestral del 5,3%. No obstante, en junio se ha registrado un incremento mensual del 0,8%. Por otra parte, los trabajadores incluidos en ERTE por fuerza mayor en la provincia se han situado a 30 de junio en 14.584 personas, el 7,2% del total autonómico, lo que indica que 18.531 afiliados han salido de esta situación desde finales de abril.

Por secciones de actividad (Régimen General y Autónomos), el promedio de afiliados en junio ha aumentado de forma destacada respecto a abril en la construcción (29,8%), que había experimentado el descenso más acusado de la afiliación entre febrero y abril (-22,9%), mientras que el avance observado en la hostelería (4,8%) refleja una recuperación parcial respecto a la caída registrada previamente (-14,6%). La cifra de trabajadores también se ha incrementado entre abril y junio en las actividades de transporte y almacenamiento (3,9%), de suministro de agua (3,5%) y en la industria extractiva (10,2%) y manufacturera (2,1%).

Las restricciones de los últimos meses se han traducido en una contracción de los indicadores de demanda. Así, en la provincia se matricularon 3.102 turismos entre enero y mayo, lo que supone un 38,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que la de vehículos de carga se ha reducido con mayor intensidad en este periodo (-50,9%), contabilizándose 530 matriculaciones (-52,9% y -44,5% en Andalucía, respectivamente). Respecto al comercio exterior, el valor de las exportaciones se ha situado en torno a los 618,0 millones de euros en el acumulado del periodo enero-abril, mostrando un descenso del 7,3% en términos interanuales, caída inferior a la observada en Andalucía (-12,1%). Este descenso recoge un menor importe de las ventas al exterior de semimanufacturas (-13,1% y de alimentos (-6,3%). No obstante, en términos reales las exportaciones han aumentado un 17,6% respecto a los cuatro primeros meses de 2019 (-96,0% en Andalucía. Por otra parte, las importaciones disminuyeron un 11,1%.

En lo que concierne al sector inmobiliario, el número de compraventas de viviendas entre enero y mayo ha sido de 2.266, lo que supone una reducción del 17,6% respecto al mismo periodo del año anterior, si bien esta caída ha sido más moderada que en el ámbito autonómico (-20,0%). Este descenso se ha extendido tanto a las operaciones de vivienda usada (-18,1%) como a las de vivienda nueva. Pese al deterioro de la demanda inmobiliaria, las hipotecas sobre viviendas experimentaron un incremento interanual del 5,5% entre enero y abril, creciendo con mayor intensidad el importe de las mismas (12,1%), lo que se ha traducido en un incremento del importe medio de las hipotecas hasta los 100.053 euros, un 6,2% más que en el mismo periodo del año anterior (119.484 euros y 9,0% en Andalucía), el valor tasado de la vivienda libre en la provincia de Córdoba se ha situado en 1.132,0 euros/m2 en el primer trimestre de 2020 (1.312,3 euros/m2 en Andalucía), tras registrarse un descenso del 2,0% en términos interanuales, en contraste con el repunte que se ha observado en el conjunto regional en este periodo (0,7%). Por su parte, la licitación pública entre enero y abril ha disminuido en la provincia un 33,6% con relación al mismo periodo del año anterior, en un contexto de descenso generalizado en el ámbito autonómico (-50,7%), si bien en el segmento de edificación se ha producido un repunte de la inversión del 9,4%, frente al descenso observado en la obra civil (-62,8%).

En lo que respecta a los indicadores del ámbito empresarial en lo que va de año, se ha producido un descenso interanual en el ritmo de creación de sociedades del 36,6%, contabilizándose 300 nuevas entidades en el acumulado entre enero y mayo, la mayor caída de la región (-32,4%), mientras que la capitalización se ha reducido un 42,4% (-8,3% en Andalucía).

Por otra parte, el número de sociedades disueltas ha registrado una disminución del 0,9%, incrementándose el índice de rotación en 13,5 p.p. hasta el 42,7%, el más elevado de Andalucía (25,3%).

Etiquetas
stats