La Diputación crea dos programas sociales para atender emergencias

Panorámica del Pleno de la Diputación.
El Plan General de Servicios Sociales crea otro plan con psicólogos para atender a personas que hayan perdido a sus seres queridos

La sociedad actual se encuentra en continuo cambio. La política, la economía y la cultural nos influyen en nuestra manera de comportarnos y convivir con los demás. Los problemas ya no solo forman parte de la vida cotidiana de los más pobres, sino que han empezado a afectar a nuevos sectores de población y a las nuevas mentalidades. Por este motivo, el Instituto Provincial de Bienestar Social de la Diputación de Córdoba ha tenido que crear dos nuevos programas para ayudar, en materia de bienestar social, a esos grupos de población en los municipios de menos de 20.000 habitantes.

Uno de los programas atiende las intervenciones en emergencias y desastres ocasionados por accidentes humanos o naturales, mientras que el otro abarca las intervenciones en los procesos de duelo producidos por la pérdida de seres queridos. Estos dos programas cuentan con trabajadores sociales, educadores, psicólogos y personal de administración repartidos en una red de centros en los diferentes municipios.

La delegada provincial de Servicios Sociales de la Diputación de Córdoba y vicepresidenta del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), María Dolores Sánchez, asegura que estos dos programas, aunque poco conocidos, son fundamentales. Desde hace poco tiempo forman parte del Plan General de Servicios Sociales de la Diputación. “La incorporación de nuevos perfiles, realidades y cambios de la población ha hecho que en los últimos años se rompa la imagen que había asociada a los servicios sociales de ayuda a las personas en riesgo de exclusión social y acudan a nosotros otro tipo de personas”, asegura. De todas maneras, la delegada ha insistido en que estos nuevos programas no impedirán que se siga atendiendo a su tipo de usuario tradicional, como son las personas con drogodependencia, enfermedad mental o con problemas económicos o de desectructuración familiar.

María Dolores Sánchez ha destacado la labor profesional de todos los especialistas y considera fundamental la intervención psicológica, el seguimiento continuado de cada problema y la posibilidad de derivación a otros departamentos, si fuese necesario. “Seguiremos apostando por las ayudas económicas, las intervenciones familiares, asesoramientos y programas de inclusión social y laboral”, concluyó.

Etiquetas
stats