Diplomas para la inserción laboral

Rafael Navas, en el centro, en la entrega de diplomas.
El Ayuntamiento organiza cursos formativos para colectivos con mayores tasas de desempleo puedan encontrar un trabajo

El primer teniente de alcalde y delegado de Empleo del Ayuntamiento de Córdoba, Rafael Navas, y la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, María Jesús Botella, han hecho entrega de los diplomas de las personas que han participado en el programa de Inserción y Empleo que desarrolla el Ayuntamiento para personas con dificultad en acceso laboral.

En concreto, se acaban de terminar los programas de Mediación Comunitaria, Dinamización de Tiempo Libre, Teleasistencia, Auxiliar de Servicios de Restauración, Auxiliar de Servicios de Alojamientos, Tapicería  e Instalación de Telecomunicaciones en Edificios

Navas y Botella han explicado que se trata de unas acciones formativas destinadas a personas desempleadas y tiene entre sus objetivos “mejorar la empleabilidad y con ello la inserción de los colectivos con mayores tasas de desempleo en el municipio de Córdoba, jóvenes menores de 30 años, personas paradas de larga duración y población residente en las denominadas Zonas con Necesidades

de Transformación Social (Palmeras, Moreras, San Martín de Porres y Guadalquivir)“.

Desde abril de 2013 se han ejecutado 12 itinerarios de inserción con formación específica y prácticas en empresas en las distintas especialidades como mediación comunitaria, dinamización de tiempo libre, limpieza de superficies y mobiliario, auxiliar de servicios de alojamientos, auxiliar de servicios de restauración, instalación de telecomunicaciones en edificios, o apoyo a personas dependientes en instituciones, entre otros.

La realización de estas actuaciones ha supuesto 2.573 solicitudes para 147 plazas, un total de 2.780 horas de formación, más de 650 horas de información y orientación individual y personalizada.

Junto a ello, se ha posibilitado 1.260 horas de prácticas en empresas, la firma de 52 convenios con

empresas cuyas actividades están en relación con la formación recibida por el alumnado en los sectores como hostelería, restauración, servicios a las empresas y servicios de atención y ayuda a las personas y 134 prácticas en empresa para aquellas personas que han conseguido superar la fase de formación.

También se han dado más de 130.000 euros en becas para los

participantes y más de

25 contratos a falta de finalizar todavía cuatro itinerarios,

Navas ha destacado “el impacto que este tipo de proyectos tiene en los ámbitos laboral y social”. En el caso del mercado laboral supone “una

oportunidad para las personas desempleadas de iniciar una red de contactos profesionales con empresas del sector en el que se hayan formado y

que les posibilite su inserción social“.

De igual forma para las empresas que colaboran con las prácticas, les facilita la

selección de

profesionales cualificados que les permita un mejor desarrollo de su actividad. Este hecho

se comprueba cuando parte de los contratos mencionados se han realizado entre las propias empresas que ofrecen las prácticas y

las personas que han realizado su periodo de prácticas en dichas empresas.

Navas ha explicado que el propósito del gobierno municipal con estas actuaciones va encaminado “a la consecución de un trabajo, ofreciendo formación específica, formación transversal y complementaria, así como práctica profesional en la empresa”.

Para este proyecto de Inserción y Empleo, se cuenta con un presupuesto de 672.825, que ha ido destinado a desempleados, demandantes de empleo

con especiales dificultades de inserción y en concreto, a personas que residen en las denominadas Zonas con Necesidad de Transformación Social como Palmeras, Moreras, zona de San Martín de Porres y Guadalquivir.

Etiquetas
stats