Días de viento para cerrar un árido marzo

Ramas y hojas de palmeras tiradas por el viento.

Tras tres meses de sequía hídrica, donde diciembre, enero y febrero apenas sumaron 50 litros en el observatorio del aeropuerto de Córdoba, marzo quiere sumarse a esta árida tendencia tras llevar poco más de 10 litros en lo que llevamos de mes en oposición al histórico marzo que vivimos el pasado año. Un guión propio de época de sequía que no parece querer enmendarse en los próximos días, y que sólo para las últimas horas de la semana podría llegar a sumar algún litro más, una suerte aún por ver dependiente de la difícilmente predecible atmósfera de primavera. Hasta entonces lo que va a tocar será la misma tónica de jornadas primaverales, donde sólo el viento de levante pondrá algo de diversidad meteorológica en este seco comienzo de primavera.

Bolsas de aire frío y flujo de levante

Desde mediados de la pasada semana, el descuelgue desde el norte continental hasta el Mediterráneo de una bolsa de aire frío, vino a aportar algo de inestabilidad a la península, que se hizo más patente en el tercio suroriental. La bolsa de aire frío en altura trajo un acusado descenso de las temperaturas, tanto máximas como mínimas, dibujó los cielos con algo de nubosidad de evolución, y en su tránsito hasta territorio atlántica dejó un importante temporal de levante que se hizo extensivo con menor intensidad en otros puntos del sur peninsular.

Con su deriva atlántica además permitió la entrada de aire cálido desde el norte de África, que desde el domingo hizo subir de nuevo las temperaturas, remitiendo además el marcado flujo de levante, quedando este restringido prácticamente a las inmediaciones del Estrecho de Gibraltar. La conexión parcial de la masa de aire con el interior mediterráneo, derivará de nuevo en la vuelta del levante al tercio sur peninsular, dejando además un nuevo descenso de las temperaturas y el aumento de inestabilidad por el aporte húmedo marítimo.

Temperaturas suaves a la espera de las tormentas

Con este panorama al sur de la Península, en la provincia de Córdoba cabe esperar una semana donde las temperaturas seguirán siendo suaves, sin precipitaciones a corto plazo y donde el máximo protagonista meteorológico estará en las rachas de viento, que podrían a llegar ser moderadas durante la madrugada del martes al miércoles. Rachas de entre 50 y 60 km/h en buena parte de la provincia, y que serán más importante en el extremo norte.

Viento de levante que en menor medida tendrá continuidad hasta la jornada del jueves, y que traerá un descenso leve de las temperaturas con la entrada de aire frío desde el interior del continente. Así, si la tarde del martes el termómetro se podría superar los 27 °C, desde el miércoles las temperaturas volverán a bajar hasta los 23 o 24 °C.

Semana por tanto de estabilidad, que sólo en sus últimas horas podría verse alterada con la aproximación hasta la península Ibérica de una baja atlántica, que traería precipitaciones de carácter convectivo durante el domingo. Un interesante episodio que podría servir para despedir marzo con mejor sabor de boca, a la espera de que el comportamiento de abril palie algo el desastroso invierno que acabamos de despedir. Los modelos meteorológicos, afortunadamente, empiezan a apuntar en esa dirección.

Puede seguir a Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats