Dos detenidos por comprar más de 27 toneladas de aceituna robada

Imagen del punto de compra en el que se adquirió aceituna robada. FOTO: GUARDIA CIVIL
La Guardia Civil sospechaba de las labores de este punto de compra en cuyos libros no se pudo acreditar el origen de buena parte del fruto que recepcionó

La Guardia Civil ha detenido en Villa del Río a dos personas de 30 y 23 años, como supuestos autores de un delito de receptación de aceituna y ha imputado a un joven de Montoro por una falta de hurto de aceitunas. Según informa el instituto armado, están acusados de haber comprado 27 toneladas de aceituna robada.

En el marco de los dispositivos especiales de vigilancia de robo en esta campaña olivarera, la Guardia Civil además de los servicios establecidos en prevención de robos o hurtos de aceituna y aperos de labranza en los olivares, esta efectuado un control más profundo en las almazaras y puntos de venta de aceitunas que ha dificultado que los autores de estos hechos puedan vender con facilidad el fruto sustraído.

Consecuencia de uno de estos dispositivos, la Guardia Civil localizó sobre las 06.30 del pasado día 8 de enero, en una calle de Villa del Río, una furgoneta mixta, marca Citroen, modelo C-15, que presentaba la parte trasera hundida, por lo que resultó sospechosa a los agentes, que decidieron aproximarse a la misma e inspeccionarla desde el exterior. La furgoneta transportaba en su interior 14 sacos de aceituna. Ante ello, y debido a que en los últimos días en fincas ubicadas en los términos municipales de Villa del Río y Montoro, se habían producido varios hurtos de aceituna, los guardias civiles decidieron establecer un dispositivo discreto de vigilancia en la zona, con el fin de identificar al usuario del vehículo.

Sobre las 09.00 de aquel mismo día los agentes observaron a una persona que se aproximaba al turismo, quien tras ser identificado resultó ser el propietario de la furgoneta. A preguntas de los guardias para que acreditase la procedencia de la aceituna que transportaba el hombre dijo que la había recolectado en la rebusca en fincas donde sabía que no iba a ser recolectada, si bien indicó que carecía de autorización de los propietarios de las fincas. Ante ello, la Guardia Civil procedió a la intervención de los 14 sacos de aceituna y a la imputación del conductor de la furgoneta, como supuesto autor de una falta de hurto. La aceituna intervenida, que tras su pesaje arrojó un peso de más de 500 kilos, fue depositada en una almazara de Montoro a disposición de la Autoridad Judicial.

Ante la sospecha de los investigadores de la Guardia Civil de que la aceituna intervenida iba a ser vendida en un punto de compra del término municipal de Montoro, se decidió intensificar en la comarca los servicios de inspección. En uno de estos servicios de inspección efectuado en un punto de compra de aceituna, ubicado en el término municipal de Montoro, la Guardia Civil tras revisar los listados de la campaña, comprobó en los asientos del libro de registro, la compra de 27.000 kilos de aceituna por parte de la empresa que gestionaba el almacén, aceituna que tanto el empleado como el representante de la empresa no pudieron acreditar su lícito origen.

Los indicios y pruebas obtenidos por la Guardia Civil unidos a lo manifestado por varias personas, vinieron a confirmar las sospechas que los guardias civiles barajaban sobre la posible compra de aceituna de ilícita procedencia. Ante ello, y al no poder acreditar el empleado del ni el representante de la empresa que gestiona el punto de compra, la legítima procedencia de la aceituna, la Guardia Civil procedió a la detención de ambos, como supuestos autores de un delito de receptación de aceituna hurtada.

Etiquetas
stats