Desestimadas las alegaciones para evitar el cierre de la Escuela Infantil

Padres de alumnos de la Escuela Municipal entregan las firmas en el Ayuntamiento | FOTO: MADERO CUBERO
El Ayuntamiento sólo estima una alegación y media en la que reconoce que se infló el coste del servicio aunque una vez recalculado sigue siendo “desproporcionado”

Ya no hay ninguna duda. La Escuela Infantil Municipal Félix Ortega de Córdoba cerrará sus puertas el próximo curso. El Ayuntamiento ha desestimado las 500 alegaciones presentadas por la Asociación de Padres El Catón contra el expediente de clausura aprobado por el Pleno. La concejal de Educación e Infancia, Luisa María Arcas, ha remitido el expediente al Pleno que en su sesión de este mes de marzo tendrá que “aprobar definitivamente la supresión del servicio Escuela Infantil Municipal”. Además, el Pleno encomendará al Área de Personal que recoloque a los trabajadores públicos de la escuela en otras dependencias municipales.

De las 500 alegaciones presentadas por El Catón (en verdad se trata de nueve firmadas por 500 personas) sólo se ha estimado una y parcialmente otra. El resto han sido rechazadas. Así, el Ayuntamiento estima parcialmente una alegación que aseguraba que en la memoria realizada para justificar el cierre de la escuela los gastos reflejados no se correspondían con la realidad. En este sentido, el técnico de la Consejería que firma el informe asegura que los costes de personal para el curso 2012-2013 no han sido de 602.000 euros, sino de algo más de 526.000 ya que hay dos educadores trasladados a otras dependencias municipales.

También se estima otra alegación que denunciaba que se habían inflado los costes para justificar el cierre de la escuela. En este sentido, los padres de El Catón aseguraban que en la comparativa para calcular el coste de alumno por mes no se había seguido el protocolo del Ministerio de Educación. El Ayuntamiento reconoce que ha sido así pero que a pesar de ello “no se desvirtúa el planteamiento básico de la memoria respecto del sobrecoste desproporcionado del servicio que en términos porcentuales supone el 268,13 por 100 respecto de los costes recomendados por el Ministerio”.

En la Escuela Infantil Municipal trabajan nueve educadores y hasta ahora ofertaba 112 plazas, de las que sólo 48 están ocupadas. En noviembre, los padres de este centro, constituidos en la asociación El Catón, se manifestaron ante el Ayuntamiento y acudieron a un Pleno, donde consiguieron que se aprobase la creación de una comisión que se decidiera qué iba a pasar con la escuela. El Consistorio siempre hipotecó su futuro a un concierto económico con la Junta de Andalucía. La Comisión dictaminó su cierre, que fue aprobado inicialmente en el Pleno del pasado mes de enero. Entonces, se abrió un periodo de alegaciones que ahora se cierra. El Pleno de marzo aprobará, definitivamente, la clausura de este servicio.

Etiquetas
stats