Descenso al invierno: frío polar para terminar la semana

.

Tras un fin de semana que ha visto las primeras heladas del otoño en la provincia, con Montoro a la cabeza amaneciendo a 0 grados el pasado sábado, el ambiente frío propio de finales de año se ha ido apoderando de toda Córdoba. Un cielo gris y plomizo ayudaba en la tarde del domingo a aumentar la sensación invernal que ya en otros puntos del país ha dejado nieve en cotas medias. La semana que sigue va a ser una continuación de la dinámica atmosférica de estos días, con sucesión de frentes fríos del noroeste que tendrán un gran colofón de cara al próximo fin de semana. Y lo mejor de todo, ya se atisban, al fin, las borrascas que rieguen los campos a finales de mes.

Una 'nortada' para abrir el grifo de las borrascas atlánticas

El de Azores sigue a lo suyo, potente y centrado el anticiclón sobre el archipiélago que le da nombre, empujado por la fuerza de la corriente en chorro que una tras otra continúa enviando borrascas desde el noroeste, causantes del acusado descenso de las temperaturas que hemos experimentado. Y ese panorama seguirá dominando la atmósfera peninsular durante toda la semana, con una gran irrupción polar que volverá a desplomar las temperaturas y la cota de nieve a partir del próximo jueves.

Por tanto se mantiene el flujo de noroeste para seguir inyectando aire frío sobre la vertical de la Península Ibérica, aire de origen polar que va a seguir enfriando la atmósfera peninsular. Semana inestable que vendrá acompañada desde el miércoles del paso de dos borrascas por el norte peninsular, y que dejará lluvias de diversa consideración a lo largo y ancho de todo el territorio. Pero será la segunda la que más dará que hablar. Una 'nortada' en toda regla, que inyectará aire muy frío, con largo recorrido marítimo, y que dejará lluvias y nevadas en cotas medias generalizadas en toda la Península, en el que promete ser el primer temporal de carácter puramente invernal del otoño.

Frío y lluvia en la provincia

La semana en toda Córdoba va a transcurrir como en buena parte del país. Lunes y martes serán jornadas de transición en las que el ambiente frío, pero estable, seguirá dominando el ambiente. Temperaturas frías en líneas generales, sin grandes contrastes entre máximas y mínimas, bailando entre los 7 u 8 grados de mínima y los 19 o 20 de máxima. Será ya durante la jornada del miércoles cuando los cambios se harán palpables con el paso de un primer sistema frontal, de componente noroeste, que dejará lluvias de carácter débil y disperso.

Pero el plato fuerte se dará desde la jornada del jueves. Para entonces la irrupción de la 'nortada' sobre la Península Ibérica se traducirá en un nuevo descenso de las temperaturas, que se notará especialmente en las máximas, pudiendo caer en la provincia hasta el entorno de los 15 grados en la capital y de menos de 10 en cotas medias. La inyección de aire frío vendrá además acompañada del paso de otro sistema frontal, bastante más activo, que dejará lluvias en toda la provincia y que incluso podrían dejar caer algún que otro copo en los sistemas montañosos.

Inestabilidad que en mucha menor medida se mantendrá durante el viernes y que mantendrá el ambiente invernal ya de cara al fin de semana. Tiempo frío y lluvioso que abriría el camino a una tendencia mucho más húmeda ya en el último tercio del mes. Los añorados ábregos empiezan a coger forma, buena noticia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats