El desahucio de una casa ocupada se queda en el aire

.
Dos hombres sin casa y que ocuparon la vivienda vacía de un banco acuden citados a los juzgados | La entidad financiera se ausenta y no comparece ante el juez

Jesús y José Antonio son dos amigos que comparten piso desde hace un par de años. Pero ni son dos colegas cualesquiera ni su vivienda es una más. Ambos se quedaron en el paro y perdieron sus respectivas residencias. Y los dos se quedaron en la calle con pocas o ningunas opciones. “Lo que hicimos fue ocupar la vivienda vacía de un banco”, ha explicado Jesús a las puertas de los juzgados esta mañana. Allí ha acudido con José Antonio y una decena de compañeros de Stop Desahucios para declarar ante el juez y tratar de buscar una solución. Pero la otra parte, la de la entidad bancaria, se ha ausentado.

“Queremos visibilizar la situación en la que se encuentran muchas personas que, como nosotros, se encuentran en situación de emergencia habitacional”, señala Jesús antes de subir al despacho del juez. Ese momento de crisis personal y material les llevó a la solución de ocupar la vivienda vacía de una banco, como decenas de familias han hecho en Córdoba. “Estamos en un piso de la Fuensanta y vivimos gracias, en parte, a la solidaridad de los vecinos y de los amigos”, reconocen los dos.

Ni Jesús ni Antonio querían dar demasiado detalles de su caso, ante la posibilidad de llegar a un acuerdo esta misma mañana. Pero, finalmente, ha sido una visita rápida al juzgado porque la otra parte, la de la entidad financiera, no ha comparecido. De esta forma, todo sigue igual. Aunque también la incertidumbre y la desazón sobre qué pasará mañana. “No sabemos, no nos han puesto fecha de desahucio, pero la decisión del banco de seguir la vía judicial para echarnos sigue adelante”, reconoce José Antonio.

Etiquetas
stats