Denuncian que la Ciudad de la Justicia ha dejado sin trabajo a 17 limpiadoras

Camión de mudanzas entrando en la Ciudad de la Justicia | MADERO CUBERO

UGT ha emitido un comunicado de prensa en el que denuncia que la apertura de la Ciudad de la Justicia ha tenido "un nefasto efecto colateral: Las 17 trabajadoras que hasta ahora realizaban los servicios de limpieza de las distintas sedes judiciales distribuidas por lacapital están viendo cómo, a medida que las diferentes dependencias se trasladan a su nueva ubicación, una tras otra van perdiendo su trabajo".

Juan Martínez, responsable de Acción Sindical de la Federación de Servicios de UGT en Córdoba, señala que esta situación se ha producido ante la negativa de la empresa concesionaria de la limpieza del nuevo centro de trabajo, una UTE creada al efecto, en subrogar a estas trabajadoras, "tal como el convenio y la lógica establecen".

Martínez explica que "desde UGT denunciamos esta situación allá por el mes de agosto, antes de que el problema se iniciase. Desde entonces hemos contactado con la Administración, última responsable de la situación en la que estamos, ya que son ellos los que afrontan proyectos de este tipo y realizan las concesiones de estos servicios sin garantizar que las empresas que acceden a las mismas asuman el compromiso con los empleados que se ven afectados; más bien al contrario, se prima en la adjudicación de la concesión el aspecto económico sobre el social, lo que permite el acceso a empresas que no sólo no acogen a las antiguas trabajadoras, sino que, incluso, ni siquiera pagan los pluses recogidos en el Convenio de aplicación a las nuevas empleadas que contratan".

Martínez lamenta que "la respuesta obtenida de la Administración, que permite que se den este tipo de situaciones, resultó insuficiente y decepcionante". "Finalmente", continúa Martínez, "desde UGT pedimos que a nivel institucional se intercediera con la UTE para que contase con estas trabajadoras; sin embargo, la nueva concesionaria se ha limitado a realizar un paripé y pedir el currículo a cada una de las afectadas, advirtiéndolas de que, en todo caso, no cobrarían ni antigüedad ni plus transporte. Pero ni siquiera esta situación se ha producido, ya que, pasadas tres semanas, desde la UTE no se ha llamado a ninguna de estas trabajadoras".

"La situación de las afectadas resulta dramática" asegura Martínez. "Lincamar, la empresa para la que trabajaban, les ha hecho entrega de una carta de subrogación y las ha dado de baja como empleadas; la UTE Ciudad de la Justicia, a la que se han presentado para iniciar su actividad laboral tal como recoge la carta de subrogación, no les reconoce este derecho, y no las contrata. Tras denunciar toca esperar a que, judicialmente, se resuelva la situación, y en el Juzgado se decida si les corresponde subrogación a la UTE o indemnización por parte de LIMCAMAR. Pero mientras tanto diecisiete familias ven como han perdido su trabajo y, en tanto no exista resolución Judicial, ni siquiera tienen derecho a cobrar la prestación por desempleo".

En defensa de los derechos de estas trabajadoras, UGT anuncia movilizaciones de cara a dar a conocer a los cordobeses esta situación, que comenzarán con una concentración el próximo 23 de octubre a las 11:30 ante la ciudad de la Justicia.

Etiquetas
stats