Culmina la instalación de la valla de seguridad para proteger la muralla de San Fernando

Instalación de la valla de seguridad.

La propiedad del solar de la calle San Fernando donde se derrumbó parte de la muralla romana el pasado martes ha culminado en la mañana de este jueves la instalación de la valla de seguridad que permitirá trabajar en la zona y que asegurará a la calle de futuros desplomes, según han informado desde la Junta de Andalucía. Ahora, con la instalación de la valla, se puede comenzar a trabajar en el interior del solar y asegurar la muralla para que no siga viniéndose abajo. El tráfico, de momento, seguirá cortado al menos hasta la próxima semana.

El objetivo es que esa valla asegure los trabajos posteriores, y que la calle San Fernando recupere la normalidad, tanto de tránsito peatonal como de tráfico, mientras se trabaja en la consolidación de la muralla romana.

Los propietarios del solar son los Marqueses de El Carpio, los mismos con los que linda la muralla por su lado Oeste. De hecho, en este punto se localiza un jardín del palacio que preocupa también. La muralla, ahora al aire, soporta el peso de unos seis metros de altura de terreno vegetal que está empujando a sus piedras.

Los escombros del primer desplome actúan en estos momentos como sujeción de la propia muralla. Ahora, los trabajos se centrarán en su retirada, algo que se hará de manera manual. El objetivo es separar la piedra moderna de las históricas. Los sillares romanos se guardarán y se volverán a colocar en la parte derrumbada una vez que se inicie la reparación de este Bien de Interés Cultural.

La muralla dañada ha perdido entre sesenta y ochenta centímetros de espesor. En total, se calculan unos sillares de unos dos metros de ancho. También en el desplome ha aparecido un arco. Ahora se determinará su origen, si tiene que ver con las casas que ha tenido adosadas o es una conducción de agua más antigua.

La muralla romana de Córdoba tiene una longitud de un kilómetro, desde la Puerta del Rincón hasta la Cruz del Rastro. La mayor parte de su recorrido no es visible, ya que actúa como medianera entre viviendas. Mientras se construye la valla de seguridad las restricciones de tráfico se mantendrán.

Etiquetas
stats