CTA protesta por un despido en Gelabri como “venganza” ante una denuncia del sindicato

.

Alrededor de 300 personas, convocadas por el sindicato CTA, se han concentrado este sábado a las puertas de la factoría de Gelagri Ibérica S.L. en Santaella en protesta por el despido de un trabajador “como venganza del gerente”, según argumenta CTA, “por una denuncia interpuesta en la Inspección de Trabajo por este sindicato”.

Gelabri es una multinacional de capital francés, dedicada a las conservas vegetales, instalada en España en dos centros de trabajo: uno en Santaella (Córdoba) y el otro en Milagros (Navarra).

CTA denuncia las prácticas laborales del gerente de la empresa en Santaella tales como que “el trabajador tiene que tener una plena disponibilidad para la empresa, disponibilidad que no se paga, como tampoco se pagaban los domingos y festivos hasta que el comité de empresa, de CTA, lo reivindicó”.

El sindicato señala también que la empresa “tenía al menos 16 contratos en fraude de ley, de los cuales 14 han tenido que hacer fijos indefinidos”. Apunta que durante los puentes festivos y las vacaciones, la firma “da de baja en la Seguridad Social a los trabajadores.

Según CTA, Gelabri tampoco “reconocía a los delegados de prevención, ni les impartía el curso que por ley está obligado”, además de “no querer reunirse con el comité de empresa”, integrado por cinco miembros del sindicato, “a quienes retaba a que lo denunciáramos”.

El sindicato lo ha denunciado ante la Inspección de Trabajo por “no cumplir con la legislación vigente en materia laboral”. Y, de hecho, “inmediatamente tuvo que hacer a 14 trabajadores fijos indefinidos”. Según CTA, ante ello “prometió venganza” y despidió al trabajador con el que este sábado se han solidarizdo en esta concentración.

CTA denuncia también que, en esta fábrica de Santaella, “con el mismo trabajo, se ganan 7.000 euros menos al año que en Navarra, haciendo más noches, más domingos y más turnos que en Navarra, y estando a plena disposición de la empresa”, con empleados que “al día tienen hasta 3 turnos de trabajo”. Añaden que, de este modo, “los trabajadores no son ni mileuristas. Ni con las pagas prorrateadas, el precio por hora le sale a 4,60 euros”.

Etiquetas
stats