La crisis en UCOR llega a los tribunales

FOTO: MADERO CUBERO
Rafael Gómez denuncia a Baquerín por calumnias y éste ultima la documentación para llevar las cuentas del partido a la Fiscalía

La crisis en el primer partido de la oposición en Córdoba, Unión Cordobesa, se resolverá en los tribunales. El titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Córdoba ya ha citado al concejal díscolo de UCOR, Carlos Baquerín, a prestar declaración tras la denuncia de Rafael Gómez, que le acusa de "injurias" y "calumnias". Baquerín reconoció el miércoles que le había pintarrajeado un tachón a un cartel electoral con la fotografía de Rafael Gómez.

Por su parte, Carlos Baquerín ultima la recopilación de toda la documentación para llevar a la Fiscalía de Córdoba la contabilidad de UCOR. Baquerín acusa a Rafael Gómez de haber sacado en efectivo más de 100.000 euros del dinero público que recibe UCOR en gastos de representación por parte del Ayuntamiento y la Diputación.

Mientras tanto, los dos concejales díscolos de UCOR siguen militando en la formación y son nominalmente concejales por este partido. Pese a todos los intentos, ninguno de los dos bandos enfrentados ha conseguido expulsar al otro, y ninguno de los ediles ha pasado al grupo de concejales no adscritos. Según ha asegurado Baquerín, antes de las elecciones toda la candidatura de UCOR firmó un documento ante notario con una especie de cláusula de rescisión en la que si una persona era elegida concejal debía abonar una cantidad de dinero para abandonar el partido y formar parte del grupo de concejales no adscritos.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2012 - 10:19 h
stats