La crisis deja a niños sordos de Córdoba sin sus necesarias terapias

.
La asociación de padres Acpansbi asegura que a partir de septiembre no puede seguir manteniendo su sede actual tras el “profundo recorte” por parte de las administraciones

Un grupo de niños y niñas de Córdoba con deficiencias auditivas de severas a profundas no podrán retomar sus terapias a partir de septiembre, puesto que en estos días se han quedado literalmente en la calle, ya que la Asociación Cordobesa de Padres de Niñas y Niños Sordos Bilingües (Acpansbi) no puede seguir manteniendo su sede actual, donde trata y atiende a estos niños, ante las graves dificultades económicas que atraviesa, según informa este colectivo en una nota de prensa.

El profundo recorte en las subvenciones por parte de las administraciones públicas ha sesgado de raíz la financiación de esta asociación, cuya aportación de los 60 socios que la componen resulta del todo insuficiente para seguir abonando los gastos que genera el tratamiento de todos estos niños y niñas a fin de poder buscar y encontrar un hueco natural en la sociedad.

“No entendemos que, tras años de trabajo duro, y en casi todos los casos voluntario y altruista que se ha hecho desde la asociación, ahora nos encontremos con que nadie quiera ayudarnos en esta situación y que los niños se encontrarán sin tratamiento el próximo curso”, ha señalado la presidenta del colectivo, Inmaculada Simón.

En la Asociación Cordobesa de Padres de Niñas y Niños Sordos Bilingües, los alumnos reciben una educación bilingüe (lengua oral y lengua de signos). Para los niños sordos, la lenguaje de signos es su lengua natural, a través de la cual son capaces de conocer y reconocer el mundo, y gracias a ella, además, desarrollan al completo sus habilidades lingüísticas, cognitivas y sociales.

En la asociación se llevan a cabo terapias diarias a los niños bien de forma individual o bien grupal en materias como logopedia, lenguaje de signos y apoyo escolar, además de ser el único lugar en Córdoba donde se pueden llevar a cabo los tratamientos rehabilitadores imprescindibles tras un implante coclear. “Sin estos tratamientos que practican las profesoras, en la mayoría de las ocasiones de forma voluntaria, estos niños no podrían desarrollar su vida de forma normal”, ha insistido Simón.

El lenguaje de signos se ha demostrado como un instrumento extremadamente útil para que niños sordos profundos puedan entender y seguir su educación reglada en los colegios públicos, como es el caso del CEIP Colón, donde están estudiando la mayoría de los niños de la asociación, ya que se trata de un centro educacional referencial para niños sordos de la provincia.

Por esta razón, Acpansabi ha solicitado al Ayuntamiento de Córdoba la posibilidad de ubicarse en algún espacio de uso público, a fin de que pueda seguir desempeñando una labor que, año tras año, va en claro aumento, a medida que padres de niños sordos de toda la provincia acuden buscando una solución que les ofrezca a estos niños una forma de comunicación con sus familias y con su entorno.

Etiquetas
stats