Cordobés estoico: pico de calor sin pico de consumo eléctrico

Aparatos de aire acondicionado | PIXABAY
La ola de calor no ha ido acompañado de una subida en la facturación eléctrica que alcanzó 721 megawatios por los 804 del 28 de julio

El día más caluroso del año y una de las noches tropicales más sudorosas de 2016 no se han traducido en un mayor consumo eléctrico por parte de los cordobeses. Así lo indican los datos facilitados por Endesa. El consumo máximo de estos días de calor se produjo la noche del martes a las

con 721,65 megawatios de consumo por hora a las 21.53.

La cifra, nada desdeñable, se mantiene alejada, no obstante de los gloriosos 804 megawatios logrados el 28 de julio. ¿Qué pasó ese día? Pues mirando las tablas de temperatura, no gran cosa, la verdad. Como temperatura máxima se llegó a un modesto techo de 40,8, muy alejados del alarde horneado de los 45,4 fijados a las 16:40 del martes. ¿Y las mínimas? Pues más o menos igual. La tórrida noche del 28 se quedó en unos fresquitos 20,6 y los de la noche siguiente, 21,4 grados. Justo la misma temperatura mínima que la de la noche del día más caluroso del año (la del martes).

Entonces, ¿cómo se explican los 83 megawatios de diferencia menos en el consumo del día más caluroso del año y un día de calor más? Pues, tal vez, en el añadido extra que nos acompañó el final de julio: la presencia de una densa capa de polvo sahariano en suspensión, que incrementaba la sensación de sofoco y calor.

Es la peor de las mezclas para la ciudad: polvo en suspensión más altas temperaturas. A partir de ese, sobre todo por la tarde, regresó una masa de polvo en suspensión procedente del Sáhara. Esta mezcla provocó un aumento de la sensación de calor (aunque a su vez hizo que las máximas no se disparasen, pero sí que subiesen las mínimas).

Etiquetas
stats