En Córdoba el Registro Civil inscribe la primera Corona Boda

Una boda.

Son muchos los planes que se han llevado a cabo durante el tiempo del confinamiento y el distanciamiento social. El Covid-19 ha estancado muchos proyectos, parado las actividades comerciales, cambiado el ritmo circadiano de los españoles, obstaculizado las vacaciones, pero sobre todo nos ha mantenido lejos a los unos de los otros. 

Y aunque el amor no tiene barreras, en este caso, muchos han sufrido mucho en la cuarentena, ya que han estado en soledad y echando de menos la compañía de su pareja. Hay quien se aferra a los medios digitales para mantener vivo el amor a través de la distancia, pero hay otros que han decidido a toda costa permanecer juntos y han comenzado su unión durante la arremetida del coronavirus en el país. Desde bodas virtuales, hasta matrimonios en los balcones, hay muchos valientes que deciden empezar su vida matrimonial en cuarentena.

Amor en tiempos de cuarentena

Amor en tiempos de cuarentena

Más de uno se ha visto obligatorio a tirar sus planes por la borda. Los matrimonios, por ser eventos que convocan a varias personas de muchos lugares, no se pueden realizar en esta época. La nueva normalidad que se vive en España y en muchos países del mundo, han obligado a cambiar la concepción que se tiene de las fiestas. Desde cumpleaños a través de internet y hasta reuniones virtuales, cosas como esta se han vuelto una costumbre muy común durante estos meses. Pero el amor no sabe de pandemias y aunque las posibilidades son pocas, hay quienes han tomado las riendas de la situación y a pesar de las limitaciones, han decidido unirse en matrimonio a través de ceremonias virtuales.

Otras personas más adeptas a la participación pública de sus amigos y deseosas de compartir su felicidad, ya sea con vecinos, amigos y familiares, han usado el balcón de sus casas para oficiar su boda desde casa y con los invitados al otro lado de la acera. 

Como ya se sabe, la necesidad es la madre de la innovación, y por ello se las han ingeniado para llevar a buen término el oficio del evento, cada quien en su casa, pero todos juntos en unión digital.

En Córdoba se ofició la primera Corona Boda de España

En Córdoba se ofició la primera Corona Boda de España

Una pareja vecina de la comunidad de Castro del Río decidió no esperar hasta el fin del confinamiento y unir sus vidas desde el balcón de su casa. Según afirman los vecinos, la pareja esperaba oficiar su matrimonio el 28 de marzo, pero la alerta nacional por la pandemia del Covid-19 puso sus planes en espera. Pero lejos de resignarse, Inmaculada y David, quienes una y otra vez se asomaban a su balcón para aplaudir a los servicios sanitarios, no se dejaron llevar por la situación y mantuvieron la ilusión. 

Sus vecinos de manera espontánea, decidieron llevar a cabo la boda, desde las galerías de las casas, en la que habita la feliz pareja.

Aunque, la Corona Boda, no es legal en España, según el Registro Civil de Córdoba, y no implica una unión legal en este caso, acompañados de las mejores galas, los vecinos compartieron con la pareja, la felicidad que los embargaba al ver la felicidad de la pareja. No cabe duda que no ha faltado la chispa y el entusiasmo durante el confinamiento. 

La nueva moda de los matrimonios virtuales

La nueva moda de los matrimonios virtuales

Siguiendo el ejemplo de David e Inmaculada, otros han tomado la alternativa virtual para realizar eventos durante la cuarentena y han oficiado bodas, bautizos, cumpleaños y hasta fiestas de divorcio, a través de las plataformas digitales. Zoom es el medio que más desarrollo ha tenido durante este período, ya que a diferencia de WhatsApp o Facebook Live, este permite mantener una interacción de 50 participantes, lo que ha producido un repunte en las afiliaciones de usuarios.

Desde el comienzo de la pandemia, varios entes oficiales y compañías privadas, se han lanzado hacia la opción digital, para mantener en funcionamiento su aparataje y esta nueva normalidad, esto puede extenderse más allá de los días que dure el período de distanciamiento social y convertirse en una costumbre, debido a su precio económico y poca o ninguna logística, como ya se ha podido demostrar. 

Se avecinan muchos cambios

Se avecinan muchos cambios

Todo el que haya vivido esta pandemia global, sabe que el país, después del desconfinamiento, no será de la misma manera. Las autoridades ya están preparando nuevas legislaciones que tutelen el teletrabajo y protejan a los millennials. Actos tan naturales como saludar y abrazarse están siendo mal vistos por muchos y mientras las preocupaciones permanezcan en la cabeza de los españoles, es posible que desaparezcan en el tiempo.

La valoración de la unión familiar, del acompañamiento humano, del compartir los pequeños espacios y hasta de consolidar una relación en el tiempo, han sido trastocados y retados en demasía durante la duración del distanciamiento social. No es de extrañar, que en pocos años, todos los matrimonios se realicen a través de un ordenador.

Etiquetas
stats