Córdoba envejece más que la media andaluza y lidera la dependencia entre mayores

Dos personas mayores | PIXABAY

Córdoba se hace mayor. La provincia se encuentra a la cabeza -solo superada por Jaén- en el índice de envejecimiento de Andalucía, según indican los datos del Instituto Nacional de Estadística. Y lo mismo ocurre con la consecuencia lógica: la tasa de dependencia entre los mayores de 64 años se dispara y también -de nuevo prácticamente empatada con Jaén- la provincia vuelve a superar a la media de la comunidad autónoma andaluza. Unos indicadores preocupantes pero que no superan en ningún caso las medias nacionales.

Córdoba tiene un índice de envejecimiento de 113,5, solo superado por los 117,4 de Jaén y bastante lejos de los 78,4 que marca el suelo de Almería. Esta cifra expresa la relación entre la cantidad de personas adultas mayores y la cantidad de niños y jóvenes. Se calcula obteniendo el cociente entre personas de 64 años -y más- con respecto a las personas menores de 15 años, multiplicado por 100. En el caso de Córdoba, el resultado nos indica que hay más de 113 personas mayores de 64 años por cada 100 niños. Por debajo, en todo caso, de la media nacional (116,3).

Este crecimiento en la edad media de la población y en el índice de envejecimiento suponen para el conjunto de la provincia una mayor inversión en salud y seguridad social. Entre estas inversiones se encuentran los gastos para atender a las personas dependientes mayores de 64 años. Y la tasa andaluza la vuelve a encabezar Córdoba, superada ligeramente por Jaén. La provincia cuenta con una tasa de dependencia del 28,1. Este número es producto de dividir el número de personas mayores de 64 años entre el volumen de personas de entre 15 y 64, multiplicado por 100. Córdoba se encuentra casi en la media española (28,7) y por encima de la línea andaluza (24,7).

Estos datos siguen la tónica general de los últimos años y que se dejó notar de manera clara en 2012. Ese año, por primera vez, la tasa de mortalidad bruta en la provincia de Córdoba fue superior a la tasa de natalidad. Eso significaba que en el futuro la población cordobesa languidecería. Y así está ocurriendo.

Los datos, además, van acompasados con otros indicadores. Como el hecho de que Córdoba sea la décima provincia en números absolutos que más población perdió en el último año, según un informe de la Federación Española de Municipios y Provincias. Así, la provincia se ha dejado 3.310 vecinos en un año, situando el número total de población en 792.393 personas. Sin embargo, en números relativos el descenso es de un 0,41%, cuando hay varias provincias donde es superior al 1%.

Etiquetas
stats