Condenado a casi dos años de cárcel y pagar 1.700 euros un varón por apuñalar a otro al discutir

Ciudad de la Justicia | MADERO CUBERO

La Sección Tercera de la Audiencia de Córdoba ha condenado a una pena de un año y once meses de cárcel a un varón de 53 años, por un delito de lesiones con utilización de instrumento peligroso, con las atenuantes de embriaguez y de reparación del daño causado, tras apuñalar a otro varón en una discusión en una casa de la capital cordobesa. También, deberá indemnizar a la víctima con 1.700 euros por las lesiones y secuelas sufridas.

Según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se da por probado que sobre las 19:00 del día 24 de julio de 2016, el procesado, sin antecedentes penales, se encontraba en su domicilio en compañía de unos amigos, entre los que se encontraba el afectado.

En un momento determinado se inició una discusión entre ambos y aquél, “sin que conste que tuviera el propósito de acabar con la vida del denunciante, le propinó una puñalada en el cuello, intentando una segunda que no le alcanzó, al coger el cuchillo la víctima con su mano izquierda, no afectando ningún órgano vital, si bien afectó a la vena yugular y músculo esternocleidomastoideo”, según detallan los jueces.

En este sentido, en la resolución judicial se expone que en el momento de cometer los hechos, el acusado se encontraba “gravemente afectado por el consumo de bebidas alcohólicas”.

A consecuencia de la agresión, resultó con distintas lesiones en el cuello y la mano izquierda, para cuya sanidad precisó tratamiento quirúrgico consistente en puntos de sutura, habiendo invertido diez días en sanar durante los cuales ha tenido un perjuicio personal básico y le ha quedado como secuela una cicatriz de dos centímetros en el cuello y otra de un centímetro en la mano izquierda.

Al respecto, el lesionado ha reclamado lo que le corresponda con arreglo a derecho. En este caso, el procesado ha consignado la cantidad de 1.700 euros para satisfacer con ella la responsabilidad civil solicitada.

Petición del fiscal

Durante el juicio, el procesado declaró que no tuvo “ningún altercado” con el afectado, al tiempo que manifestó que no se acuerda “de nada” al ser preguntado por la agresión, porque estaba “mareado” al haber bebido varias cervezas.

Mientras tanto, el perjudicado aseveró que estaban “bebidos” y el acusado le apuñaló “en la zona del cuello”, sin trascender nada más sobre los hechos.

Cabe destacar que la Fiscalía rebajó de siete a dos años la pena de cárcel para el hombre, de manera que lo acusó de un delito de lesiones con la atenuante de embriaguez y reparación del daño, después de que inicialmente lo hacía por un delito homicidio en grado de tentativa.

Al hilo de ello, tanto la acusación particular, como la defensa, se adhirieron a la calificación elevada a definitiva por el Ministerio Público.

Etiquetas
stats